TODOS LOS COSTELLOS EN EL CIRCO PRICE

costello

O casi todos. El sábado Elvis Costello ofreció un completísimo concierto en el mismo epicentro del nacimiento del rock and roll en España en 1962: el circo Price.

A pesar del sonido deficiente del recital en su arranque, Costello derrochó simpatía y se puso las pilas. Estuvo muy comunicativo, bailarín y largo como músico.

Empezó eléctrico, eléctrico. Rocosas, densas, interpretaciones de «Clubland», “Beyond Belief” y “Man Out Of Time” (las dos últimas de uno de sus mejores discos, “Imperial Bedroom”) como si su grupo de acompañamiento The Imposters – casi los Attractions- fueran los viejos Hawks de Bob Dylan. Más entrado el concierto, y en esa misma línea, la emprendieron con un “I Want You” demoledor, definitivo.

Costello hizo un amable recordatorio a las víctimas del infame accidente de Santiago de Compostela, y pidió por favor que dejaran de pasar por televisión las terribles imágenes del descarrilamiento del tren, dijo que eso no le hace bien a nadie.

Elvis repasó canciones de casi todas sus épocas.  De sus inicios rescató “Pump It Up”, “I Don´t Walk To Go To Chelsea”, “Oliver´s Army” o una larga, casi “progresiva”, versión de “Watching The Detectives”, con sirena incluida. De mitad de los 80, una de sus canciones más recordadas “Everyday I Write The Book”, y esa lenta, magnífica, anti guerra de las Malvinas, que es  “Shipbuilding” (todavía recuerdo la genial versión que hizo Robert Wyatt).

Cuando comenzó a cantar “She” desapareció del escenario y, como por arte de magia, apareció entre el público. Lo contemplamos emocionados desde la grada. Y no menos emocionada estaba la gente de la pista, sobre todo las chicas a las que cantó ese portento de Charles Aznavour. Desde arriba parecía algo irreal, mágico, como de película.

Hubo momento para un breve set acústico con canciones de aromas folk y jazz, entre ellas “Jimmy Standing In The Rain” con un recordatorio final, a capella y sin micrófono, del viejo clásico cantado por Al Jolson y Bing Crosby, “Brother Can You Spare a Dime”.

El final nos deparó “What´s So Funny About Peace , Love & Undestanding” de su colega Nick Lowe. Una de las mejores canciones de la new wave más “tradicional” (abajo).

No hubo bis. Personalmente me hubiera gustado que lo hiciera, me faltó a pesar de las 2 horas de concierto. En el tintero quedaron “Alison”, “Clowntime Is Over”, “Accidents Will Happen” o tantas otras grandes canciones del mejor compositor surgido en Gran Bretaña a finales de los años 70 (con permiso de Paul Weller).

Arriba una descriptiva foto de Costello en su paseo entre el público, cortesía de Esteban Pachá.

[youtube id=»XBdoOwvBMzg» width=»630″ height=»350″]

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.