Rage AgainstNaturalmente, Plásticos y Decibelios se solidariza con y nos bajaremos la canción enblemática ‘Killing in the name', del grupo californiano para que otra basura salida de la mente repugnante de y su pernicioso X-Factor no logre otro número uno de ventas, que coincida con la final de la basura del programa.

A Cowell le puede dar igual, como ha anunciado esta misma tarde en una rueda informativa en Londres, pero nosotros estamos de acuerdo con Zack de la Rocha y con Tom Morello. Por cierto, que maravillloso riff de guitarra tiene este tema que fue decisivo en su primer álbum.

[ad#adsense-250×250]Simon Cowell dice que le gusta la música. No es cierto. La utiliza, simplemente. Pero no para engradecerla, sino para servirse con el dinero de unos programas televisivos que son reminiscentes orwellianos en el más repugnante sentido de la palabra.

Con sus movimiento, ha logrado casi un record de ventas con otra de sus patrocinados -también lleva a Il Divo– , la pobre Susan Boyle, que sufre de constantes depresiones porque no se adapta a la purpura pesada de la fama. Algo que le da igual a Cowell, un personaje más que siniestro y de bajísimo nivel moral e intelectual.

La propuesta de boicot de Rage Against the Machine en Facebook se acerca al medio millón de seguidores para acabar con el autentico gran hermano de la música. Nosotros también te pedimos tu apoyo.

Abajo, el video clip del tema.