Al poco de grabar todo un concierto Coldplay, las huestes de Jeff Tweedy, los maravillosos Wilco también acudieron al teatro Ed Sullivan para apostar en su nuevo álbum. Una hora de concierto fantástico.