Portada de Fly from Here, el vigesimo primer album de Yes; solo con dos miembros fun dadores; en el centro, el bajista Chris Squire y a su izquierda, el guitarrista Steve Howe

Hacía ya diez años de “Magnification”, el último álbum de Yes. Es la banda que más se ha relacionado con lo que se llamó rock progresivo en los años setenta del pasado siglo. Una pujante compañía discográfica italiana, Frontieres Records ha vuelto a creer en ellos, porque ha pagado todas las cuentas de una costosísima grabación.

¿Por qué?. Porque ha regresado Trevor Horn como productor. Eso significa semanas y semanas de estudio, además, en Los Angeles, que es donde vive ahora.

Chris Squire, el bajista, que se ha quedado como autento líder de Yes, se acordó del increíble éxito de ‘Owner a lonely heart' y de la posibilidad de renovar el éxito.

Aquella canción fue la revolución de Horn como productor, que antes había sido miembro del grupo, junto con su compañero en los Buggles, el teclista Geoffrey Downes.

Ahora, con Yes en crisis, sin la voz de Yes, Jon Anderson, que soporta su  mala salud, enfrentado con Squire y Howe, el grupo no tenía más remedio que retormar aquellos gloriosos años ochenta que levantaron a un grupo, que estaba sumergido en una profunda crisis, aunque no tan depresiva como la actual.

Curiosamente, este álbum de regreso de Horn se llama “Fly from here”, un tema que trataron de desarrollar en el álbum “Drama”, pero que se desechó, igual que en el segundo álbum de los Buggles, cuando Horn y Downes no soportaban a los viejos miembros de Yes.

Curiosamente Geoffrey Downes ha vuelto a tocar en este tema del álbum. Un disco en que sólo hay cinco temas más. Todos muy largos, al estilo de ‘Owner a lonely heart'. Samplings, sinfonías progresivas. Es decir, el estilo de Yes.

Squire estaba asustado con la posibilidad de que Horn no le gustara el sustituo de Jon Anderson en el grupo, pero Horn se adaptó al proceso vocal del canadiense Benoît Davis, que estaba en un grupo de homanje al estilo Yes.

Otra curiosidad es que Oliver Wakeman, el hijo de Rick Wakeman, también forma parte de Yes, aunque a Horn no le ha gustado mucho. Por eso, volvió a llamar a Downes.

Bien, sé que hay mucha gente que tiene un gran amor por el rock progresivo. Desde King Crimson hasta Yes. Por eso, se habrán alegrado de esta noticia. El nuevo álbum sale en abril.

Abajo, ‘Owner a lonely heart'.