Imagen relacionada

El pasado fin de semana Julien’s Auctions subastó varios vestidos y prendas de la recientemente fallecida . La reina del soul, además de por su voz fue conocida por su estilo, por su estética elaborada y ostentosa, cargada de lentejuelas, pieles y boas de plumas.

En la subasta celebrada el sábado en Nueva York se pusieron a la venta más de 30 atuendos de la cantante. La semana pasada, tuvo lugar una exposición de sus trajes en el Hard Rock Cafe antes de que estos fueran subastados.

Lo más destacado de la colección vendida por Julien’s Auctions incluyó el vestido rojo con volantes que Aretha Franklin usó para un concierto de Radio City Music Hall en 1993, la chaqueta de mezclilla que llevó en la película de los Blues Brothers en su papel de esposa de Matt ‘Guitar’ Murphy, y el vestido de color crema que lució en el nomination ball de Bill Clinton.

Aretha cantó para tres presidentes (Jimmy Carter, Clinton y Barack Obama) y fue premiada con la medalla presidencial de la libertad por George W Bush.

Aretha Franklin

Martin Nolan, director ejecutivo de la venta, dijo que la subasta iba a celebrar “los tremendos talentos, poder y gracia de la mejor cantante de Estados Unidos de todos los tiempos”.

Cuando falleció el pasado mes de agosto a los 76 años, sus familiares le cambiaron de vestimenta al menos tres veces antes de celebrarse el funeral. Es algo que tuvieron cuenta, incluso con la cantante de cuerpo presente.