Nada más a propósito al saberse que su Francis Bean controla todos los derechos de imagen de , al que vemos cantar ‘The Man who sold the world’, el gran tema de . Una versión que encumbró a .