Es increíble como Joanna Jett, con 52 años, apenas haya envejecido. Ayer estaba actuando en el Hard Rock de Tampa.