2015tidal_logo_press_310315-article_x4

no ha hecho más que perder dinero en el último año y medio. La plataforma de streaming ha duplicado sus pérdidas después de ser comprada por el rapero Jay Z en marzo de 2015.

Se habla de 28.1 millones de euros de pérdidas de Aspiro AB, el holding sueco que Jay Z y un grupo de otros músicos compraron a principios del año pasado. Más del doble de su pérdida neta en 2014, según ha informado el Wall Street Journal.

Tidal ha recibido un centenar de avisos por retrasos en el pago, y, al parecer, tiene pagos pendientes- por parte de sus clientes- de 390.000 euros.

Los abogados del rapero han acusado a los antiguos propietarios de la empresa de haber falseado el número de usuarios de pago de la plataforma, y de haberles engañado también con respecto a las cuentas antes de la compra de Jay Z a través de su holding Project Panther Bidco.

Tidal ha estado luchando para competir con sus rivales Spotify y Apple Music, a pesar de asegurarse exclusivas de artistas como Kanye West, Beyoncé y Prince.

Spotify, por ejemplo, también registró una pérdida neta en 2015, pero creció mucho más rápido que Tidal, duplicando sus ingresos.

_82583277_epa_jayz

Con Jay Z, Tidal ha atraído a 4,2 millones de suscriptores de pago, ante los 17 millones de usuarios de pago de Apple Music y los 30 millones de suscriptores de Spotify.

Kanye West, uno de los inversores de Tidal, recientemente pidió a Apple que comprase el servicio de streaming de