Inaudito. Thom Yorke, el mísmisimo cantante de Radiohead, haciendo el ridículo con “Star Wars”. Thom Yorke asistió  al estreno de Star Wars: The Last Jedi en Los Ángeles.

En un momento increíble para la cultura popular, fue fotografiado sentado con las piernas cruzadas sobre la alfombra roja al lado de BB-8.

Los álbumes en solitario de Yorke y su trabajo con Atoms for Peace acaban de resurgir en Spotify esta semana ,a pesar de que una vez llamó al servicio “el último pedo desesperado de un cadáver moribundo”.

Pero Thom Yorke es capaz de cualquier cosa.