THE WHO  CASI 50 AÑOS DESPUÉS, CON ACTUACIONES EN TV

The Who regresaron a la televisión nocturna este fin de semana, tras casi 50 años sin aparecer en ella como indica Consequence Of Sound y NME. Tocaron «Who Are You?» en el programa de Jimmy Fallon.

Para encontrarse a los Who en esa franja horaria había que retrotraerse hasta 1967, año en que protagonizaron una explosiva actuación en el programa de los Smothers Brothers.

Explosiva en el sentido literal y sin comillas, porque aparte de la música ya de por sí explosiva, casi punk (de hecho muy apreciada por los grupos 1976-78) de «I Can See For Miles» y «My Generation», Keith Moon pateó su bombo lleno de explosivos dejando a Pete Townshend sordo de un oído, y un platillo volador (identificado) cortó levemente el brazo de Moon. The Who, la locura será televisada.

Los años no pasan en balde, y esta vez la actuación de The Who ha sido bastante más moderada, aunque igualmente recia y enérgica. Ha sido una aparición televisiva para promocionar su «The Who Hits 50! Anniversary Tour», ahora mismo en acción.

THE WHO  CASI 50 AÑOS DESPUÉS, CON ACTUACIONES EN TV

Por otro lado, Wayne Coyne, líder de Flaming Lips le ha contado a Rolling Stone la primera vez que vio al grupo de Pete Townshend y Roger Daltrey en el Myriad Gardens Convention Center de Tulsa, Oklahoma.

Era 1976, Wayne tenía 15 años, y apenas conocía unas cuantas canciones de «Tommy» que le ponía su hermano. En realidad no estaba ni interesado en ir, pero un amigo de su hermano se puso enfermo y sobraba una entrada. The Who eran todavía los originales, con John Entwistle y Keith Moon.

Y Coyne presenció uno de los conciertos de su vida:

«Ellos tenían fuerza sobrehumana».

«Parecía que estaban conectados a cierto nivel psíquico».

THE WHO  CASI 50 AÑOS DESPUÉS, CON ACTUACIONES EN TV

«Los cuatro hacían que su música fuese tan única, tan poderosa y tan loca. Todos en ese grupo eran jodidamente fantásticos».

«Creaban el caos juntos. Todo empezaba con Keith, pero se hacía más caótico con John. Era como un bajista guitarra-solista distorsionado. Entonces Pete añadía toda su energía a la música. Y luego estaba Roger Daltrey. Lo que puedo decir es que siempre podía cantar perfectamente en tono, no importaba lo que estara ocurriendo. Muchos cantantes serían incapaces de ser afrontar un grupo como ese. Sonaran como sonaran, Roger siempre lo podía encarar».

«Todos estaban locos. No hay manera de que una persona normal llegue a esa música, y uno de ellos era el maldito Keith Moon. Mierda. Estaba loco. No querrías estar en una banda con él, ya que tendrías que estar al mismo nivel».

Coyne concluye diciendo que no vio ese tipo de intensidad «con gente poseída por la música», hasta que vio a Black Flag y a otros grupos de punk rock. Y unos y otros le hicieron entrar en el juego.