THE KINKS BUSCAN SU LUGAR: 55 AÑOS DE SU DEBUT

Ayer se cumplieron 55 años de la publicación en Inglaterra del álbum de debut de los Kinks. Titulado simplemente «Kinks», en Estados Unidos cambió su título poco más tarde, en noviembre de 1964, a «You Really Got Me», su primer gran éxito y su primera gran canción.

en busca de su lugar dentro del beat británico tras el estallido de la Beatlemania, que, como es lógico, a nadie dejó indiferente – mucho menos a los jóvenes- porque jamás se había visto una cosa semejante en toda la historia de la música hecha en las islas.

La banda de grabó en los estudios Pye y en los IBC Studios Rolling Stones y el Merseybeat de los Beatles. Ray y Dave Davies se repartieron bastante democráticamente las tareas vocales.

 

 

De las dos vertientes musicales presentadas es más interesante la primera, la más pop, porque las composiciones son propias y ahí cristalizan melodías interesantes para el futuro de los Kinks, todo un porvenir de melodías memorables. «Just Can´t Go To Sleep», «I Took My Baby Home» y, sobre todo, «Stop Your Sobbing» son un tímido pero buen comienzo.

Resultado de imagen de KINKS KINKS LP original pye

La parte del rhythm and blues es bastante más discutible, en esos años hubo muchos grupos superiores (Yardbirds, Animals, Spencer Davis Group, Paramounts,  Rolling Stones) y el grupo resulta correcto y poco más. Le salva las elevadas dosis de entusiamo que le echan al asunto, pero existen escuchado mejores versiones de «Got Love If You Want It» o «Long Tall Shorty».

Lo mejor es lo que hacen con Chuck Berry, sobre todo en la contagiosa apertura de «Beautiful Delilah».

 

 

Mención aparte, como es lógico, merece la mejor canción a años luz del LP, la personal y legendaria «You Really Got Me», uno de los temas más importantes del rock británico y raíz del beat duro o freakbeat (The Who, The Creation, The Attack, The Smoke), el garaje norteamericano y de los posteriores hard rock y punk. Sólo por esta canción ya merecería la pena tener el álbum.

El escritor y periodista Nik Cohn dijo en su clásico libro sobre el rock «Awopbopaloobop Alopbamboom», el primer escrito sin pelos en la lengua, que parecía que los Kinks con sus chaquetas rojas de cazador, parecía inicialmente que iban a ser los peores y acabaron por ser prácticamente los mejores.

La tendencia de sus siguientes LPs («Kinda Kinks», «The Kink Kontroversy») fue completamente al alza. afianzó sus dotes compositivas y redujo el número de versiones, cristalizando en la inicial obra maestra «Face To Face» de 1966.

 

 

 

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.