rah_30462635243

Se anuncia que (el grupo que sacó en UK el primer single del punk, “New Rose” en 1976) podrán actuar en el Royal Albert Hall casi 40 años después de ser vetados por el propio auditorio.

Parece ser que la prohibición ha sido finalmente levantada (los años no pasan en balde y ni el punk se libra de convertirse en “honorable”) y los Damned podrán celebrar su 40 aniversario en el icónico escenario que les rechazó  cuando eran un grupo que tenía algo que decir.

“The Damned no se consideran como un grupo adecuado para su aparición aquí”.

damnedclassic

Eso, entre otras cosas, es lo que revelan las cartas del archivo del Royal Albert Hall. Las cartas en las que Marion Herod rechazaba las proposiciones del promotor de Damned, Derek Block:

“Según lo prometido, adjuntamos una copia del último álbum de los Damned. Te llamaré más tarde esta semana para discutir los arreglos finales”, escribió Derek el 3 de mayo de 1977.

Sin embargo, 12 dias después Block recibió una respuesta decepcionante de Herod:

“Gracias por su carta del 3 de mayo enviando una copia del último disco de los Damned. Lamento decir que no lo consideramos un grupo adecuado para su aparición aquí. Espero que sea capaz de encontrar un buen lugar alternativo”.

“El disco está aquí para su recogida en caso de necesitarla. Atentamente, secretario y mánager”.

Correspondance between The Damned and The Royal Albert Hall in 1977. (Images: Royal Albert Hall archive)

En realidad, los Damned no eran los primeros en ser rechazados por el auditorio. Herod anteriormente prohibió a Frank Zappa por cuestiones de obscenidad.

Captain Sensible ha sido sincero y ha dicho que si hubieran llegado a actuar, ellos y sus fans lo hubieran destrozado, y que no en vano el himno del grupo era “Smash It Up” (“Machácalo”).

TheDamnedSmashItUp-S

El Royal Albert Hall, además estaba nervioso de antemano. A principios de los 70 vetó los conciertos de rock a causa de los episodios de violencia y vandalismo en los conciertos de Led Zeppelin y Deep Purple. Lo del punk sencillamente ya era demasiado para ellos.

Según Block, rechazaron la actuación de Damned sólo con ver la portada del disco. Comenta con sorna que la secretaria de reservas de la sala era muy amable pero pensaba que los New Seekers eran “un poco demasiado modernos”.

MI0001715034

Los Damned han convencido ahora a los gerentes de la sala que tienen el mérito musical suficiente para tocar allí, y un público de viejos punk rockers que saben comportarse.

Por fin los Damned es un grupo “apto” para descargar en el Royal Albert Hall, pero quizá a estas alturas la cosa ya no tenga demasiada miga o gracia.