“I´m Not Gonna Miss You”, el testamento sonoro de Glen Campbell. Una canción sobre la lidia que mantenía el músico contra el Alzheimer que le fue diagnosticado en 2011 y uno de sus últimos temas.