Nuestro querido Mark Olvier Everett está detrás de este magnífico y delicado tema de pop orquestal.