descarga (1)

no va a poder demandar a y por la llamada telefónica que la pareja filtró en Internet.

Como informábamos ayer en PYD, el domingo por la noche (17 de julio), Kardashian publicó una película de West hablando con Swift por teléfono discutiendo sobre la canción ‘Famous’, tras haberse sentido ofendida por el contenido de las letras de la canción.

En ella West dice: “Siento que yo y Taylor podríamos todavía tener relaciones sexuales / Hice a esa perra famosa”.

Sin embargo, aunque Taylor Swift quisiera demandar a West o su mujer, no podría porque las leyes de privacidad locales de California no se lo permiten.

Swift no sabía que su conversación con West estaba siendo grabada, y aunque la ley de California establece que la publicación de “comunicación confidencial” en línea es ilegal, esa ley no se aplica si la conversación “puede ser escuchada” es decir, si no es íntima. Y en la conversación completa entre el West y Swift también participan de modo puntual otros, como es el caso del productor Rick Rubin.

25-06-2016-kanye-west-taylor-swift

Swift consideró la filtración de la llamada telefónica “difamación”, porque West no mencionó en ella la frase “Hice a esa perra famosa”. West, con lo bocazas que es, ha quedado inusualmente silencioso en Twitter desde que dio a conocer el vídeo de “Famous”.

Ilegal o no, lo cierto es que Kanye West lleva sometiendo a constante burla a Taylor Swift desde hace bastante tiempo, parece que es el objeto de su deseo. No es un problema de dinero, parece casi racial. La máxima figura pop de la América negra choteándose de la máxima figura pop de la América blanca, porque sabe de la bondad de la cantante. Pero todo tiene su límite, el que Kanye West parece estar deseando traspasar.