TAYLOR SWIFT :  LOS CONTRATOS DISCOGRAFICOS A PARTIR DE AHORA SEAN DIFERENTESTaylor Swift firmó un nuevo contrato con UNIVERSAL ,  que resuelve más directa la relación entre la compañía  y la artista. Hasta el 10 de noviembre tenía contrato con Big Machine Music, aunque se distribuían a través de una subsidiaria de UMG, Republic Records.

Los últimos cuatro discos de Swift superaron ,  en su primer semana el millón de copias vendidas Pero lo más importante del nuevo contrato -cuyas especificaciones y montos aún no se han dado a conocer- consiste en una cláusula referida a la relación entre Universal y Spotify, o, de manera más amplia, de las firmas discográficas en relación con la distribución digital, un punto crucial en las relaciones entre los artistas y el complejo empresarial del sector.

En el acuerdo, Swift logró que universal  comparta el pago a los artistas por su participación a Spotify y que tal desembolso no sea considerado como a cuenta de futuros royalties. , lo que generaba una situación de inequidad clara. Algo que además ya había hecho Sony Music.

En el comunicado que emitió la artista con respecto al nuevo acuerdo con Universal, que rompe records de adelanto de millones de dólares e incluso se habla de 150 millones,   dice que “había una condición que era para mí mucho más crucial que el resto; como parte de mi nuevo contrato, pedí que cualquier venta de las acciones que Universal  posee de Spotify redunden en un pago a los artistas que no sea considerado como adelanto por regalías”.

El nuevo acuerdo, de todos modos, deja en manos de Big Machine los masters de los discos anteriores de Swift. No pasan a Universal. Obtenerlos era una de las condiciones de Swift para permanecer en Big Machine, pero no hubo acuerdo al respecto.Y cayó en Universal, la compañía número uno del mundo del disco.