El video está tomado en el Staples Center de Los Angeles, en la época que Taylor Swift y John Mayer vivían su «amour fou». Ambos interpretan White Horse.