Inmediatamente después de que un jurado determinó que Taylor Swift fue toqueteada por un locutor de radio antes de un concierto en Denver en el 2013, la cantautora abrazó a una de sus principales aliadas, su madre, y luego dijo que espera que el veredicto sea un precedente para  otras víctimas de abuso sexual.

Swift abrazó  llorando  a su madre al pronunciarse  el jurado.Cumpliendo con el pedido de la superestrella del pop, los jurados le otorgaron un dólar en daños, un monto que su abogado, Douglas Baldridge, llamó “un solo dólar simbólico, el valor de lo que es inconmensurable para todas las mujeres en esta situación”.

Swift emitió un comunicado:

“Agradezco a mis abogados por luchar por mí y por cualquiera que se sienta silenciado por un abuso sexual.Mi esperanza es ayudar a aquellos cuyas voces deben ser escuchadas y prometo hacer donativos a grupos que ayuden a las víctimas de abuso sexual”.

Nancy Leong, una profesora de derecho de la Universidad de Denver, dijo que el veredicto es importante porque “estamos llegando al punto en la sociedad en que se les cree a las mujeres en la corte. Por muchas décadas y siglos, ese no fue el caso”.