Take me out es el tema clave del primer album de los escoceses Franz Ferdinand. Casi se ha convertido un clásico para ellos.