Hoy, hace justo quince años , muchos países no quisieron estrenar la película con Madonna de protagonista y productora, el film “Swepy away” por mala calidad y anti-comercial. Estaba dirigida por su marido de entonces Guy Ritchie.