3157614100000578-3452771-image-a-91_1455799314691

Durante la entrega de premios del NME , con cena, durante la actuación de Bring me The Horizon, el cantante se subió a cantar en la mesa de Coldplay, a lo que ya había condenado por plagio. Chris Martin quitó hierro al asunto y dijo que era «puro rock and roll».