SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE «CRIME OF THE CENTURY»

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"Es maravilloso desarrollar la historia de la creación de una obra maestra a través de comentarios, anécdotas y secretos de uno de sus creadores. Ni más ni menos que los de Roger Hodgson, que junto con Rick Davies creó, compuso y grabó uno de los álbumes históricos de los años setenta. Hace justo cuarenta y cinco  años.

Es decir, el inconmensurable, casi divino ‘Crime of the Century’, desarrollado y grabado a lo largo del año 1974. Para muchos críticos, junto con ‘The Dark side of the Moon’ de los inmensos Pink Floyd y ‘Tubular Bells’ de Mike Odfield , él disco clave. Finalmente, el aficionado a la música empezó a no conformarse tan sólo con el pequeño single de éxito, sino que comenzó masivamente a comprar la historia de un artista a través de un disco de vinilo de 12 pulgadas, con una bella portada, a 33 1/3 revoluciones por minuto.

Casi se nos ha olvidado esa maravillosa ceremonia de escuchar el bello vinilo, la obra de tu artista favorito. Sólo a los veinte o veinticinco minutos tenías que levantarte para darle la vuelta.

Me une cierta complicidad con Roger Hodgson . Así que se ha prestado con mucho mucho énfasis en recordarme que «es como una obra imposible de hacer en estos días. En la actualidad, hay demasiada prisa por elaborar un disco. Tampoco hay paciencia en el estudio. Recuerdo que llegamos a tener una sesenta canciones para poder hacer ‘Crime of the Century’. Nos sobró mucho material que incluso utilizamos para los álbumes siguientes». Le recordé el fantástico ‘From now on’, que no vio la luz hasta el disco ‘Even in the quietest moments’, más de dos años después.

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"
A comienzo del año 1974, estaban al borde de la disolución Herb Alpert, no tenía ningún interés en un tercer disco del grupo.

«No es que, sólo, tomara LSD. En aquellos días estaba en mí época mística. Vegetariano, practicante de yoga y de la meditación. Simplemente, quería irme a la India y abandonar este mundo cruel. Pero Rick y yo tuvimos una reunión definitiva y decidimos que todavía nos quedaba una bala en la recámara. Tomamos la decisión de vender nuestro equipo de carretera y ponernos a componer y grabar maquetas. Rick ya había escrito ‘Bloody well right’ y yo había compuesto ‘School’ y ‘Dreamer'».

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"
Y así fue el inicio de ‘Crime of the Century’. Paralelamente, introdujeron tres miembros imprescindibles en los nuevos . Primero el bajista Dougie Thompson, un escocés de la Alan Bown. El propio Douggie se acordó del carismático saxofonista de su viejo grupo, John Anthony Helliwell.

El grupo quedaría maravillosamente cerrado con la incorporación del gran batería de Los Angeles, Bob Siebenberger, que reacio en un primer instante a integrarse al medio ‘supergrupo’, se convenció cuando escuchó las formidables canciones en maqueta de Roger y Rick, cuando ensayaban en la Furniture Cave, en Kings Road.

Pero, . La providencia estuvo de la mano de . El ejecutivo Derek Green había cedido al puesto a un director artístico de CBS , que había fichado a Gary Moore y que le encantaba la música de . Así que con dinero fresco de un pequeño adelanto de la compañía, músicos, esposas, novias, perros y gatos se instalaron en un pequeña granja en Southcombre, en Somerset, por la que pagaban 20 libras esterlinas a la semana.

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"

Allí se gestó como tocar y arreglar las maravillosas canciones de Roger y Rick. «Empezamos a conocernos de verdad. Yo empujé a Rick a cantar. No le gustaba su voz. No parecía gustarle. Pero por primera vez empezaron a escribir por separado. Y una buena canción de uno empujaba a que el otro tratara de mejorarla».

Ziggy’ Scott
El gran Ken Scott fue el ingeniero y el productor de ‘Crime of of the Century‘. Y el propio ingeniero me contaba:

«De alguna manera me recordaban a como se picaban John Lennon y Paul Mc Cartney, en mis días, cuando grabé a los Beatles durante el álbum blanco y ‘Abbey Road'».

El bueno de Ken, al que entrevisté  por la publicación de su libro de memorias, ya ni se quiere acordar que se negaba en rotundo a grabar y producir a en su ‘santa santorum’, su estudio Trident, en Londres.

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"

Para él sólo era un grupito con dos tremendos fracasos. Fue la compañía con su dinero y su rotundidad los que lograron convencer a Ken Scott para que acudiera a un ensayo a escuchar las canciones. Desde ese momento, Ken se convirtió en el mismísimo arquitecto del sonido de uno de los maravillosos discos de los años setenta.

Algo que ya había logrado con los discos de Bowie ‘Hunky Dory’, ‘Ziggy Stardust’ y ‘Aladin Sane’, más el ‘Transformer’ de Lou Reed. Todos ellos grabados como ingeniero y co-productor. Ken era el nuevo Midas del sonido, con esas obras maestras. El mago de la consola Tridente A Range, sus mágicos ecualizadores y su magnetófono nuevo de 16 pistas.

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"

Y sentencia Roger:

«De verdad que si escuchas hoy en día ‘Crime of the Century’, te quedas petrificado. Suena increíblemente bien, espectacular. Ken era un tipo muy meticuloso, muy específico, pero maravillosamente técnico y positivo. El logró darnos el sonido típico de , el mismo que desarrollamos en los siguientes discos».

Roger recuerda con nitidez como se grabaron algunas cosas, incluso en el estudio Ramport , propiedad de los Who, aunque casi todo se hizo en los Trident . Pero con un lentísimo proceso de gestación. Desde finales de febrero hasta casi llegar a junio de aquel 1974. Tantos meses era una barbaridad.

Tenía que soportar la creación de ‘Crime of the Century’ un presupuesto de grupo consagrado. Así que le pregunté a Roger de como pudo querer seguir la compañía con un presupuesto brutal para un grupo casi desconocido.

Hoy día esa perspectiva hubiera sido imposible. Es otro guiño del destino en la suerte de ‘Crime of the Century’, desde su nacimiento».

Roger y Rick, finalmente, decidieron que el disco se llamara ‘Crime of the Century’. Y le digo a Roger que fue una decisión muy generosa y honesta, porque la canción precisamente no era de Roger.

SUPERTRAMP: LA HISTORIA DE "CRIME OF THE CENTURY"

Y recalca:

«Daba igual. Era un maravilloso título y creo que la mejor del disco, con esos arreglos sensacionales de cuerda de Richard Hewson. Además, ya habían elegido mi canción ‘Dreamer’ como el single, lo que se iba a escuchar en la radio. Al fin y al cabo, mi canción fue el primer éxito de en listas. No podía dejar de estar orgulloso, me acordaba que la había hecho en casa de mi madre, con el acompañamiento de mi piano Wurtlizer y una percusión absolutamente casera, en un magnetófono Sony de cinta abierta».

El piano Wurtlizer se convirtió en el sonido distintivo de .

Crime of the century’ es también el «rapto del universo», como decía Roger Waters. Esa terrible combinación de «lujuria,codicia y gloria» que envuelve al mundo.

Insistía Rick:

«Estoy más que orgulloso del álbum. Han pasado cuarenta y cinco  años, pero está más vivo que nunca. Es verdad que ‘Breakfast in America’ fue el disco de más éxito de , pero para mí, ‘Crime of the century’ sigue siendo el mejor, el único, el divino».

Ya casi hacia el final de la conversación, le pregunto si es posible que algún día que Rick y él se pongan a dialogar, a volver a tocar juntos y resucitar a Supertamp.

Roger fue tajante:

«Jamás, absolutamente imposible. Olvídate. No se puede hablar o razonar con Rick. Es un hombre muy cerrado en sí mismo. Jamás habrá una reunión. Jamás habrá un nuevo disco de . Y es que,además, es imposible»

Un crimen más del pasado siglo XX.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
1 comentario
  1. aislandia dice

    Uno de los más grandes álbumes de música de la Historia, sin lugar a dudas. Tanto Rick como Roger están en estado de Gracia. Obra maestra absoluta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.