Se nos fue David Aellen, pero nos queda Marshall Allen, director de la mítica Arkestra de Sun Ra desde 1993, que tiene 92 años y deseamos que cumpla muchos más por bien de la humanidad.

La Sun Ra Arkestra se presentó ayer noche en el Teatro Lara de Madrid para celebrar su 60 aniversario como banda y perpetuar ese “afrofuturismo” saturniano y de la ciencia ficción creado por su insólito líder. Una visión que, aplicada al jazz de vanguardia, lo mismo influyó a los Funkadelic-Parliament de George Clinton, que a MC5, NRBQ (hicieron en su debut de 1969 “Rocket Number 9 Take Off To The Planet Venus”, que sonó ayer), Devo, Afrika Bambaata A Tribe Called Questentre otros.

Simplemente ver a estos 10 señores y señora, salir al escenario ya gana la simpatía de cualquiera, ataviados, como es costumbre en ellos, como egipcios en los más vivos colores. Y después comienza a sonar la música, y esa música no puede ser más variada, buena y personal.

La Arkestra es un eterno viaje al futuro, pero también un regreso al pasado porque contiene un sabio repaso a muchos de los estilos de la música negra y los incluye a pleno antojo en su sonido. Los once músicos combinan con fluidez swing, samba, blues, funk, mambo, bop, y, por supuesto, el free jazz “galáctico” y “to the moon” con el que históricamente suelen ser identificados, sin olvidar la raíz africana.

Y lo hacen como una piña, con gestos y ayudas constantes, de manera muy corporativa (tiene más importancia el tema, el conjunto, que la alternancia de solistas), de un modo accesible y con gran sentido del humor. Son extravagantes, pero quedarse sólo en eso sería excesivamente superficial. Son música, humanidad y diversión.

Junto a Marshall Allen – saxo alto de “calambre” y marciano intérprete de EVI, instrumento electrónico de válvula- sonaron 3 saxofones (dos tenores y un barítono), un trombón de varas y una trompeta, formando una excelsa, a veces tumultuosa, sección de metal. La banda la completa un batería, un percusionista (bombo), un contrabajista, un guitarrista eléctrico soberbio – aunque se puede decir que todos lo son- y la cantante Tara Middleton, que cobra especial importancia en los números más melódicos y swing.

Algunos títulos: ‘Saturn’, ‘Interplanetary Music’, el célebre “Rocket Nº 9”,  ‘Springtime Again’ y un pequeño bis doo wop a capella,

En el escenario estaba a la vista un “1906” patrocinador del concierto, que con la Arkestra arriba parecía un 1956, 2016, 2056 o 3016. Menuda melopea. Presente, pasado y futuro en perfecta comunión. El ragtime extraterrestre salvará al planeta tierra.

Hoy, la Sun Ra Arkestra tocará en el Apolo de Barcelona dos años después de su éxito en el Primavera Sound. Es otra vez primavera. Están avisados.