Este es el suicidio o el asesinato inducido de .  En el aniversario de su desaparición, esta es la crónica:

Un lunes 4 de abril de 1994, la policía recibe una llamada telefónica de una tal llamada Wendy O´Connor , que dice ser la madre de Kurt Cobain . Avisa al detective que que su hijo está armado y quiere suicidarse. Pero la policía rastrea la llamada y  certifica que procede de Los Angeles . Desde luego, no de Aberdeen , donde vive la madre de Kurt. Ese mismo lunes, Kurt consigue, por fín, más heroina. ¿Quien se la facilitó?. Es una incógnita sin resolver.

EL SUICIDIO ASESINADO
Nadie sabe nada del paradero posterior de Cobain. ¿Estaba ya muerto?. El jueves, 7 de de abril, Courtney Love es detenida en Los Angeles por posesión de drogas. Paga diez dólares y sale de la prisión de Beverly Hills, donde pasa una noche. Courtney ingresa en Centro Exodus para rehabilitación. Seguía con la teoría de que Kurt se iba a suicidar. Ese mismo día es el que su detective Tom Grant y Dylan, el que le había suministrado el rifle, intentan entrar en la casa , pero sólo llamando desde fuera, según sus declaraciones a la policía.

Al día siguiente,es decir, 8 de abril de 1994, tres días después de muerto, según la versión oficial de la policía, a las ocho y media de la mañana, el electricista Gary Smith trata de instalar un sistema de seguridad en la casa de los Cobain, en Lake Washington Boulevard. ¿Quien le contrató?. Tampoco se sabe.

Al rodear la casa , el empleado de la empresa Veca Electric, ve un cuerpo tendido en el garaje. Creyó que era un maniquí. Pero llama a la policía. A las nueva y media, la policía había entrado en la casa y encuentra el carnet de conducir de Cobain al lado de su cuerpo. Encuentran también una carta de un “suicida” , que ha sido clavada con un bolígrafo ,en un poco de tierra sacada de un tiesto.

La nota “suicida” está escrita en con bolígrafo rojo, pero las cuatro últimas frases no parecen del mismo autor, no tiene el mismo tipo de letra. Son las que hablan “del amor de Kurt a Courtney y a su hija” . Neil Young tiempo más tarde quedó impresionado de que Cobain utilizara parte de la letra de su canción”Hey Hey My, My” en la nota suicida, hasta el punto que escribió “Sleeps with angels”en memoria de Cobain.

Alrededor del cadáver había también un ordenador, un peluche y varias cintas . Una de ellas es “In utero”, el último album de Nirvana. Pero lo más impactante y espectacular era que el cuerpo de Cobain tenía una escopeta apuntando a su barbilla. Por tanto, su cara quedó irreconocible, el rostro era el de un verdadero monstruo. a una cara irreconocible . Además, había sangre por todos lados , una imagen horrible , un espanto . Para que se dieran cuenta, alguien o él mismo había dejado a su lado derecho , una caja de puros con jeringuillas, droga y otros medicamentos, como Valium. En otra habitación contigua sonaba una televisión a todo volumen.

Según el informe del forense, Kurt Cobain tenía en cada litro de sangre 1´52 miligramos de heroína. Una barbaridad. Para morir casi al instante. Sólo tuvo menos de un minuto para poderse pegar un tiro en la cabeza. ¿Donde estaba Michael De Writt, casero en Washington Boulevard y algunas veces niñero de Frances?. Ese personaje se disolvió como un azucarillo en un vaso de agua.Nadie lo volvió a ver.

Dos días después, en el Seattle Center se monta una ceremonia de despedida, con una cinta de Courtney en la que suena constantemente la nota de suicido de Kurt. Casi al final de la ceremonia aparece Love y reparte ropa de Cobain a los doscientos fans que hay reunidos. Por supuesto, el cuerpo de Kurt Cobain fue pasto de la cremación de Courtney Love. Algunas de las cenizas, estratégicamente y según ha contado ella mismo, las escondió en un Osito de Peluche y también en una urna especial. Parte de las cenizas también fueron a parar al Monasterio budista de Itaca, en Nueva York. donde fueron mezcladas con barro para hacer esculturas típicas del monasterio.

EL EXTRAÑO CASO DE KURT COBAIN

LAS CONSPIRACIONES
Dos años más tarde un músico punk llamado Eldon “El Duce” confesó que había recibido una oferta de cincuenta mil dólares para matar a Cobain. “El Duce” incluso pasó una prueba de polígrafo de la verdad. En el magníficamente documentado documental de Nick Broomfield, llamado “Kurt and Courtney”, “El Duce” aseguró que incluso había un plan para el asesinato. Tan sólo ocho días después de la prueba del polígrafo, “El Duce” apareció muerto cerca de una raíles de una estación de Los Angeles, atropellado “accidentalmente” por un tren.

En el año 2005, la gran amiga y amante de Kurt, Kim Gordon, de Sonic Youth, declaró ante un policía de Seattle de que estaba segura de que Kurt Cobain había sido asesinado.

Conocí a Kurt Cobain en el viejo Palacio de Deportes. Tan sólo una hora de comenzar su concierto del 3 de julio de 1992. Le hice una entrevista televisiva para el programa “El Gran Musical” de Canal Plus. Mi recuerdos sobre Kurt son los de haber conocido a una persona que estaba absolutamente atontado, como deprimido, corto de frases y muy tímido, excesivamente tímido. Lo que mejor recuerdo es un frase, casi una reflexión:
“No está mal esta vida para un chico que usaba el desodorante “Teen spirit”