Han pasado catorce años de aquella sensacional ‘A girl like you', un pequeño homenaje a Iggy Pop, con la que Edwyn Collins llegaba a la cúspide de su talento, tras haberse separado de , un grupo casi atípico por su estilo.

Hace cinco años se sentía más, tenía miedo a la comida y cuando llegó al hospital tenía una hemorragia cerebral. Se le paralizó casi todo el cuerpo. Ha tardado más de tres años en recuperse y tener a punto todo sus sistema  para poder moverse.

De hecho lo ha pasado muy mal. Menos mal que su manager, que es su propia esposa, Grace Maxwell siempre ha estado a su lado y le ha ayudado. Ha sido algo más que su soporte.

Hace dos años empezó a grabar otra vez música, tras un sentido reportaje de la BBC. Grace empezó a llamar a gente inteligente que pudiera colaborar en el álbum, el séptimo.

[ad#adsense-300×250]Por ejemplo, Alex Kapranos, el lider de Franz Ferdinand, ha trabajado decisivamente en alguno de los temas. También ha participado Nick Mc Carthy, de Magic Numbers. Y las intervenciones entrañables de sus viejos amigos, como Roddie Frame, que se inventó Aztec Camera y, naturalmente, su amigo del alma, Johnny Marr.

Edwyn ha llamado al álbum con un título que tiene que ver con su tragedia personal. Un título inteligente como es “Losing Sleep”, que aparecerá en la primera semana de septiembre y que ya queremos oir, porque es un tipo inteligente, una especie de Paul Weller, más sofisticado. Uno de los grandes compositores escoceses. Y me alegro mucho que parezca recuperado.

Abajo, su gran ‘A girl like you'.