Casi hemos oido entero The Suburbs, el nuevo álbum, el tercero, de Arcade Fire, la gran esperanza del Ontario. Me van a perdonarme que todavia no quiera pronunciarme en profundidad.

Lo cierto es que el álbum es muy denso, a veces barroco o quizá nada descriptivo y necesita algo más de sosiego. Quizá reposarlo un poco.

Si puedo escribir que The Suburbs no es ni con mucho el mejor tema del álbum, pero vayase usted a saber la razón por la que el grupo ha elegido ese tema como estrella.

Más sorprendente es el rock inhabitual de ‘Month of May', que es hasta cierto punto es incoherente con la banda, porque es un rock muy aseptico, como si fuera el tema de una banda cualquiera.

[ad#adsense-250×250]Sigue especulandose que no existe buen tono en el grupo, desde que Win Butler, el autentico líder del grupo, le da un trato excesivamente preferente a su esposa Regine, lo que provoca tensiones e incluso discusiones, sobre todo, con Richard Reed.

Pero el grupo se ha dado una tregua. Veremos como funcionan como grupo orgánico en todas las actuaciones veraniegas. Tienen un mundo por delante.

Casi siempr , el tercer álbum de un grupo fundamental, resulta excesivamente decisivo para la buena marcha del grupo. Pase lo que pase, lo que no queremos perder es un grupo de la sustancia de Arcade Fire.

Abajo, su single, The Suburbs'.