Autenticas fortunas o largas cifras se están pagando en Soth Kessington, en Londres, en estos días por toda clase de objetos que tienen que ver con toda la parafernalia de . Estos cuatro posters han llegado a costar treinta mil libras esterlinas.