Cada vez queda menos pelo en dos estrellas soberbias de la música. Sting tiene 60 años. A su lado, la productora cinematográfica y su señora, Trudye Styler. A lado, Paul David Hewson alias Bono, con 51 años, con un poco más pelo.