Mañana viernes sale a la venta ’44/876′ el álbum de colaboración de Sting y Shaggy, y el ex líder de Police se ha declarado verdadero admirador del reggae, ha defendido el disco y le ha dicho a la BBC que «es muy feo el término apropiación cultural».

En el recuerdo reciente las acusaciones a Bruno Mars, por parte de la escritora y activista Seren Sensei, de «apropiarse de la música negra» por no ser negro en el grado que a ella le parece idóneo. Hasta Stevie Wonder salió en defensa de Mars, lo que demuestra el absurdo de Sensei.

Los temas presentados por Shaggy y Sting no han convencido a nadie, hay quién lo ha llamado jocosamente «alegre abominación». Estando así las cosas, Sting se defiende, casi se disculpa:

«Para mí, el reggae es algo que respeto y valoro, y lo tomo en serio. Es algo de lo que he aprendido».

«Le debo mucho a toda la comunidad de reggae. Mi mentor espiritual y musical fue Bob Marley, a quien conocí, y realmente siento que estoy haciendo algo que me parece auténtico».

«Trabajar con Shaggy te da esa ventaja extra. Es una auténtica superestrella del dancehall de reggae. Yo hice lo que pude, pero ese era el terreno común que teníamos».

Imagen relacionada

Las sesiones de Sting y Shaggy en las que grabaron su LP tuvieron lugar a finales del año pasado y dieron como resultado una música que en opinión de sus autores refleja el «amor de ambos por Jamaica, su música, su gente y su cultura» con cortes descritos como «influenciados por la isla» y «de sabor caribeño».

Shaggy y Sting presentan oficialmente ese LP mañana, y un día después actuarán con otros artistas en el show especial de celebración del 92 cumpleaños de la Reina Isabel de Inglaterra. 

El evento tendrá lugar en el Royal Albert Hall de Londres este sábado 21 de abril. Anunciado como «La fiesta de cumpleaños de la reina», la extravaganza real se transmitirá en la BBC One y BBC Radio Two.