El legendario cantante y multi instrumentista en defensa de la joven promesa.

Stevie Wonder le ha tenido que echar un capote a Bruno Mars tras ser objeto de acaloradas declaraciones  online la semana pasada por parte de la escritora y activista Seren Sensei que acusó a la estrella de “apropiarse de la música negra”.

El vídeo original que con las críticas de Sensei se convirtió en viral y acumuló más de 3 millones de visitas.

Wonder ha defendido a Mars de tales acusaciones diciendo a TMZ en un vídeo:

“Esta está la cosa. Dios creó la música para que todos la disfrutemos. Entonces no podemos limitarnos a los miedos e inseguridades de las personas”.

“Es un gran talento, todo lo demás es una mierda. Se inspiró en grandes músicos y grandes artistas y compositores. Así que eso es bueno”.

Stevie Wonder siempre ha sido buena persona con los jóvenes talentos y en el pasado ha colaborado con muchos de ellos, negros y blancos (ebony & ivory): Minnie Riperton, Syreeta, Michael y Jermaine Jackson, Musical Youth, Eurythmics, Prefab Sprout, Whitney Houston, Lenny Kravitz, Babyface, Beyonce, Mark Ronson… entre muchos otros.

Según decía Sensei en su vídeo:

“Bruno Mars es un apropiador cultural 100%. Él no es negro en absoluto, y juega con su ambigüedad racial para cruzar géneros… porque las personas se han dado cuenta de que prefieren su música negra y su cultura negra de parte de una cara no negra… Tenemos artistas ahora que están mucho más preparados para hacer los géneros negros”.

Un montón de necedades en el fondo racistas, porque Mars es hawaiano hijo de portorriqueño judio y filipina, y además el llamado “crossover” siempre ha existido entre distintas razas. El propio Stevie Wonder afirmaba a mitad de los 70's que él no quería hacer “música negra” sino música sin más, si no era mucho pedir y se lo permitían.

Como ha dicho Stevie, un montón de mierda.