Este es el tema que Stevie Wonder interpreta con Ariana Grande para una película de dibujos animados, que es lo que se impone en las Navidades.