STEVIE WONDER: EL HOMBRE MARAVILLA (PARTE 1)

Esta es la primera parte de una serie magnífica de dos capítulos.

En agosto de 1962 se publicó un single de Rhythm & Blues, de un jovencísimo talento de tan solo 12 años que acabaría haciendo historia en el mundo de la música pop.

La primera parte de ‘(I Call It Pretty Music, But…) The Old People Call It the Blues (Parts 1 & 2)’, fue editada como single promo de una sola cara en mayo. Pero cuando unos meses más tarde – ya con la parte 2 en la cara B- el single llegó a las tiendas, pasó totalmente desapercibido. Aun así, fue la semilla que germinó en los 60 para mostrarse en todo su esplendor en la década de los 70.

A lo largo de cuatro viernes en Plásticos y Decibelios, vamos a celebrar la música de Stevie Wonder con una retrospectiva especial de su carrera.

Resultado de imagen de ‘(I Call It Pretty Music, But…) The Old People Call It the Blues (Parts 1 & 2)’,

1ª PARTE:

¿Quién hubiera vaticinado a mitad de los años 70 que Stevie Wonder pocos años más tarde iba a protagonizar una decadencia musical tan evidente?

Tiene una fácil explicación: Stevie en 1970, con tan solo 20 años, ya había grabado 15 álbumes. En 1980, con 30 años, su catálogo de long-plays ascendía a 25. Había empezado su carrera con 12 años. A tan tierna edad ya cantaba estupendamente bien y tocaba armónica, órgano, piano, batería y percusión con más fluidez y naturalidad que muchos músicos más mayores. Creo que sus 30 años podrían equivaler a los 45 de cualquier otro artista.

Una verdadera lástima este declive porque Steveland Hardaway Judkins, haciendo honor a su apellido artístico («maravilla»), fue uno de los más inspirados músicos, compositores y cantantes de los años 70. Podía con todo: soul, R&B, gospel, bossa nova, jazz, pop, easy listening, funk, reggae… Y hasta puntuales incursiones en la música clásica, rock, folk, country, japonesa y africana.

Un brillantísimo todoterreno musical que elevó el término “crossover” a su máxima expresión.

Además tuvo el mérito de ser un pionero de la electrónica vía Walter Carlos (le encantaba “Switched on Bach”) y la célebre Tonto´s Expanding Head Band que lo apoyaron en su momento de mayor esplendor artístico a comienzos de los 70. No todo fueron kraftwerks y battiatos también hubo wonders.

Resultado de imagen de Malcolm Cecil y Robert Margouleff wonder

Puede que James Brown, George Clinton o Sly Stone hicieran música más “racial”, fueran más “héroes del gueto”, pero… ¿Puede haber algo más heroico que proceder de un gueto de Saginaw, Michigan, haber comenzado una carrera artística a los 12 años y ser ciego? Ni siquiera un gran soulman como Marvin Gaye tenía el arsenal de recursos de Wonder.

Él se lo dejó claro al semanario Melody Maker en una entrevista en 1973: “No soy un artista de soul”. Wonder no quería hacer música “negra”. Quería hacer música sin más. Sin tenerse que ceñir a engorrosas etiquetas o molestos corsés por una simple minucia de pigmentación de la piel.

Es evidente que para ese año, el joven músico ya había traspasado y trascendido las barreras de ése género fundamental de la música popular de los años 60 y 70. Y pudo haber ido más allá, pero el traspiés comercial de “The Secret Life Of Plants” le hizo ir a lo seguro.

STEVIE WONDER: EL HOMBRE MARAVILLA (PARTE 1)

En 1973 Stevie alcanzó su cima creativa en “Innervisions”, un prodigio a todos los niveles (composición, interpretación vocal y musical, arreglos, textos e incluso la cubierta desplegable). Wonder en estado de gracia. Burradas rítmicas como ‘Higher Ground‘ o ‘Don´t You Worry About A Thing’ junto a delicatessen (‘Visions‘, ‘All In Love Is Fair‘). Un LP que lo mismo inspiró a Red Hot Chili Peppers, que a Paul Weller o a María del Mar Bonet. ¡Y llevaba la tremenda ‘Living For The City‘!

Stevie hacía mezclas casi inverosímiles y había una “positividad” en las letras (‘He´s Misstra Know It All‘, uno de los mejores espirituales de la década) que sigue poniendo hoy día los pelos de punta.

Por si fuera poco se estima que Wonder en 1973 tenía un “stock” de entre 400 y 1000 canciones inéditas (¡¡!!), clasificadas por orden alfabético por Malcolm Cecil y Robert Margouleff en lo que ellos denominaban misteriosamente el “Libro Azul” de S.W.

Resultado de imagen de stevie little wonder with kids playing harmonica

Pero vayamos por partes, repasando las distintas fases o épocas de la carrera de Wonder:

PEQUEÑO GRAN STEVIE (1962/1965) ~

Los 60 son los años de aprendizaje de Stevie. Lo más destacable de sus comienzos:

1. A los 12 años la “mascota” de Tamla Motown ya dominaba varios instrumentos como atestiguan sus primeros discos («The Jazz Soul of Little Stevie Wonder«).

2. Con ‘Fingertips pt2.’ Stevie logra la hazaña de ser el primer nº 1 de Tamla Motown en las listas pop americanas. Con anterioridad la célebre factoría de Detroit había alcanzado la cima solo en listas R&B.

3. Álbumes irregulares con incursiones explotation surrealistas en la música surf («On The Beach«). Hasta ese momento su mayor triunfo es ‘Fingertips‘ y el correspondiente elepé en  directo «El Genio de 12 años«.

4. No estaba muy bien dirigido por los jefes de Motown. Stevie grabó un tributo a su ídolo y maestro Ray Charles que le venía grande, pero acabó resultando un triunfo gracias a su entusiasmo contagiante. Sin discos, aparentemente absurdos, como «With a Song in my Heart» (estándars de musical americano) no hubiera habido ‘You´re the Sunshine of my Life‘ o ‘All in Love is Fair‘ en los 70´s.

5. A pesar de contar con la ayuda de compositores y productores como Henry Cosby y Clarence Paul, Wonder no era dependiente de las canciones de Holland/Dozier/Holland o de Smokey Robinson, principales artífices del sonido Motown. Poco a poco fue labrando una personalidad propia como compositor que en 1965 le hizo llegar a ‘Uptight‘, su segundo gran impacto. Por eso Stevie estalló en la década siguiente mientras otros artistas Motown se hundían sin remisión.

Continuará…

Abajo el vídeo de ‘Fingertips Pt II’ en el show de Ed Sullivan.

https://www.youtube.com/watch?v=oyST0XJFhL8

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
4 Comentarios
  1. Captain Jack dice

    Riguroso, muy bueno. Estaré atento a las siguientes partes.

  2. tatiana dice

    gracias Julian, me hacía falta algo así.Yo conocí a stevi, a su música me refiero, cuando ya estaba en decadencia, en los 80, y tengo un grandes exitos suyo en casa, pero siempre que he querido adentrarme en su obra, me he perdido, no sabía por dónde empezar.Hombre, compré Song in the keyof life, que no es mal comienzo!

  3. Isaac dice

    Hay una escena de la película Alta Fidelidad que refleja muy bien lo que comentabas sobre la decadencia musical de Stevie en los 80.
    Es ésa en la que un pobre infeliz entra en la tienda de vinilos en la que trabaja Jack Black a pedirle un single de «I Just Called to Say I Love You». Su furibunda respuesta no tiene desperdicio.
    Luego para compensar pusieron el tema «I Believe» en la banda sonora de la película.
    No he podido evitar echarme unas carcajadas al recordarla.

  4. Anónimo dice

    5

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.