Plásticos y Decibelios

STEVIE WONDER:” SONGS OF KEY OF LIFE”, ALBUM HISTORICO

Anuncio
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Lo digo como lo pienso, como lo siento. El décimo octavo álbum del absoluto genio Stevie Wonder está entre mis álbumes más queridos y consagrados como música de categoría.  Entra, desde luego, entre mis diez álbumes favoritos de todos los tiempos. Stevie Wonder no está suficientemente evaluado con verdadera justicia.  El éxito de “Thriller” le eclipsó como el más grande, pero comparar a Michael Jackson es como comparar a Verdi, muy popular, con Beethoven.

Sólo quiero rendirle este pequeño homenaje a un absoluto genio, que creo que sólo Paul Mc Cartney con la “cursi” ‘Ebony and Ivory’, se atrevió a darle ese tratamiento. Pero como siempre el dinero está de por medio. Stevie Wonder no hubiera hecho esta obra maestra absoluta de no haber mediado Smokey Robinson, que en nombre de la Tamla Motownle dió 37 millones de dólares como cifra de su nuevo contrato con la compañía, un contrato que había acabado el 5 de agosto de 1975. De hecho, antes que le dieran el dinero, Stevie Wonder quería viajar a Ghana y dedicarse durante un par de años en una escuela para niños ciegos. Como Ray Charles siempre tuvo en conciencia su ceguera como una respuesta para ayudar a todos los ciegos del mundo. Con semejante dinero llamó a su buen amigo John Fischbach, el dueño de los Crystal Soundspara grabar un largo proyecto de canciones con que  epatar al siempre impertinente dueño de la Motown, el terrible Berry Gordy Jr. La compañía había abandonado Detroit y ya llevaba instalada  tres años en Los Angeles. Fue en aquella época en que conocí a Stevie Wonder y fue cuando me dijo que sólo “follaba y grababa”. Lo que más le gustaba en esta vida . Normalmente, grababa por la noche. Cuando no tenían sitio en los Crystal se iban al Record Plant de Hollywood o al de Sausalito, en la bahía de San Francisco, uno de los lugares que más le gustaban a Stevie.

¿Por donde empiezo?. Bueno, por decir que mi canción favorito de todos los tiempos de Stevie está aquí y se llama “Joy Inside  my tears”, con unos acordes sublimes y una melodía estratosférica. Además, con la sola ayuda de Greg Phillinganes, el gran teclista que luego se lo robaría Michael Jackson como se demostró. Pero quizá también Quincy Jones  fuera culpable, ya que nada más que repetía a sus amigos que este era el mejor álbum de un artista negro. Pero del fabuloso álbum doble de vinilo. Hay canciones que han sido éxitos rotundos en las listas u otras que han utilizado como “samplers” mágicos, como aquellos que hicieron un numero uno con el absolutamente mágico de “Passtime Paradise”, con los coros del Hare Krishna de Los Angeles.

Otras de las canciones que me conmueven absolutamente y pienso lo bueno que es Stevie cantando y componiendo es “Ordinary pain”, la segunda mía favorita  del disco, con la guitarra de Michael Sembello. Incluso es hasta original hasta decir super basta., con un tiempazo . El mismo toca la batería. Mi tercera favorita es “Isn´t she lovely”, dedicada a  Ashia, su hija recién nacida. En realidad, es una canción con acordes de jazz, pero hecha pop. Es increíble. Más que preciosa. Única. Otra vez, Phillinganes le ayuda en los teclados.

Luego, dentro de tela de araña con el jazz está “Sir Duke”, un maravilloso homenaje a Duke Ellington. Pero Stevie también habla de los genios de la música como Count Basie,  Louis Armstrong,Ella Fritzgerald y ál único músico blanco que menciona , Glenn Miller. Es un espectáculo de canción con el arreglo de metal . Es algo único. Sobre todo por las trompetas de Raymond Maldonado y el íncríble bajo de Nathan Watts. Acabo con “As”. Como me dijo George Michael, jamás se hubiera dedicado a la música si no existiera esa canción. Luego hizo una versión de la canción con Mary J. Blige. Pero yo me quedo como canta Stevie sobre el piano Rhodes de otro maravilloso músico de jazz, que es  Herbie Hancock.

Pero todas las canciones, en definitiva, tiene un comienzo y un final soberbio.  Como canciones sensacionales. Feliz cumpleaños, maestro. Haberlo escuchado una vez más de las mil que lo he sentido, me ha vuelto a reconciliar con mi alma.

Anuncio

EL ALBUM

 

 

 

close

NO TE PIERDAS UN INSTANTE

Recibe una vez al día la newsletter con todas las novedades de la web

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

STEVIE WONDER:" SONGS OF KEY OF LIFE", ALBUM HISTORICO
Anuncio

¿Quieres acceder a todo el contenido? ¿Quieres menos publicidad? HAZTE SUSCRIPTOR

7 comentarios

  1. Y a mí me alegra el alma que aún quede gente que valore obras maestras absolutas como este álbum. Por cierto, que este superdotado de la música tiene otro montón de joyas en otros álbumes suyos, aunque este sea el mejor sin duda.

  2. No puedo estar mas de acuerdo, para mi ademas de obra de arte está entre mis trabajos favoritos de todos los tiempos.

    Sigo conservando mis dos copias en vinilo y también tengo dos copias en cd, siempre he dicho que Stevie se vació después de realizar este trabajo.

    1. Es el cúlmen a su etapa llamada “clásica” (1972-76). Es cierto que “se vació”, como dice Antonio. Después no hay ningún álbum que puedas escuchar entero, solo joyitas dispersas. Yo también sigo escuchando a menudo este discazo. Por cierto, el álbum es de 1976 y el título de este artículo despista. Entiendo que son 40 años de Sir Duke como single, o 40 años desde que Julián entrevistó al genio. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.