STEVIE NICKS, DE FLEETWOOD MAC, DICE QUE INTERNET HA MATADO AL ROCK

A Stevie Nicks, la veterana cantante de , le ha dado un ataque de ira y ha arremetido frenéticamente contra Internet.

Culpa a la red de la muerte de millones y millones de artistas que no puede accder a la popularidad, manipuladas en estúpidas redes sociales, de las que nunca se despega, a menos que te fiche una de las poquísimas compañías discográficas que ya quedan y con la espada de Damocles de que como no tengas éxito desapareces, aunque no cobres, porque la piratería no te permite cobrar lo que has generado.

Sólo queda el directo, pero para poder actuar tienes que ser famoso.¿Como?. Para Stevie, actualmente, imposible.

El análisis es simplemente parecido al de Mick Jagger hace unos meses y el de Prince, más recientemente. Un ataque furibundo, como tres poderosos y rabiosos enemigos de Internet. Pero por mucho que lucen, no llevan razón. Nadie puede ser reaccionario, nada progresista e ir en contra de los signos de los tiempos.

Muchas veces me han preguntado mi opinión. Bueno, siempre repito lo mismo.  En los años finales de los cuarenta del siglo pasado y también en los años cincuenta, el vinilo empezó a vender en todas las tiendas de Nueva York, Chicago y Los Angeles e hizo quebrar a las casas editoriales, que vendían la música en “papeles”, lo que se llamaba “sheet music” para que pudiera ser tocada en directo o en la radio. Era el gran negocio de aquel tiempo. Desaparecieron esas tiendas y, en su lugar, florecieron las tiendas de vinilo.

Poco a poco, con el éxito de Sinatra y Elvis fueron desapareciendo y aparecieron las grandes compañías discográficas, hasta casi su defunción en este siglo XXI, que es lo que estamos presenciando. La ironía es que las editoriales, las actuales empresas que editan la música que se consumen, han vuelto a ser el gran negocio.

Abajo, ‘Crying in the night’, la sobresaliente canción de Buckingham y Nicks, en su debut, cuando eran pareja setimental y musical.