STEVIE NICKS, DE FLEETWOOD MAC, DICE QUE INTERNET HA MATADO AL ROCK

STEVIE NICKS, DE FLEETWOOD MAC, DICE QUE INTERNET HA MATADO AL ROCK

A , la veterana cantante de , le ha dado un ataque de ira y ha arremetido frenéticamente contra Internet.

Culpa a la red de la muerte de millones y millones de artistas que no puede accder a la popularidad, manipuladas en estúpidas redes sociales, de las que nunca se despega, a menos que te fiche una de las poquísimas compañías discográficas que ya quedan y con la espada de Damocles de que como no tengas éxito desapareces, aunque no cobres, porque la piratería no te permite cobrar lo que has generado.

Sólo queda el directo, pero para poder actuar tienes que ser famoso.¿Como?. Para Stevie, actualmente, imposible.

El análisis es simplemente parecido al de Mick Jagger hace unos meses y el de Prince, más recientemente. Un ataque furibundo, como tres poderosos y rabiosos enemigos de Internet. Pero por mucho que lucen, no llevan razón. Nadie puede ser reaccionario, nada progresista e ir en contra de los signos de los tiempos.

Muchas veces me han preguntado mi opinión. Bueno, siempre repito lo mismo.  En los años finales de los cuarenta del siglo pasado y también en los años cincuenta, el vinilo empezó a vender en todas las tiendas de Nueva York, Chicago y Los Angeles e hizo quebrar a las casas editoriales, que vendían la música en «papeles», lo que se llamaba «sheet music» para que pudiera ser tocada en directo o en la radio. Era el gran negocio de aquel tiempo. Desaparecieron esas tiendas y, en su lugar, florecieron las tiendas de vinilo.

Poco a poco, con el éxito de Sinatra y Elvis fueron desapareciendo y aparecieron las grandes compañías discográficas, hasta casi su defunción en este siglo XXI, que es lo que estamos presenciando. La ironía es que las editoriales, las actuales empresas que editan la música que se consumen, han vuelto a ser el gran negocio.

Abajo, ‘Crying in the night’, la sobresaliente canción de Buckingham y Nicks, en su debut, cuando eran pareja setimental y musical.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
Sin comentarios
  1. un admirador acerrimo dice

    Por encima de todo el gran problema de la industria (que detestable cuando se habla de música) es que no existen artistas, entendiendo estos como personas que generan un aura sobre si mismos que parte de sus propias creaciones, de sus canciones, algo que mira hacia ellos con admiración y no con la expresión de «otro más» Eso es precisamente lo que pasa hoy. No hay nada ni nadie que genere algo que permita decir hay va un artistas. Vivimos enTRE albunes de caras B de aspirantes de caras B y cantantes que entre la multitud no se distingues de cualquier tipo de a pie. Es la autentica degradación del arte más completo que existe, aquel que contempla al unísono, texto, música y puesta en escena. Una verdadera lástima pero al vivir en un mundo de pasividad en el que más tarde o más temprano tendrá que reventar algo por algún lado, la música como todo es un fiel reflejo en lo que nos hemos convertido banalidad absoluta vulgaridad por doquier y desidia intelectual a tope

  2. leo fx dice

    Lamento ver que estés tan equivocado Julián…el ejemplo que has puesto entre las «sheet music» y las tiendas de vinilos no es ni siquiera comparable con la actualidad … En esa época solo sucedió un cambio de formato…como sucedió con vinilo al cd… pero aquí se habla de que la gente accede a la música sin pagar derechos de los artistas …quienes, en definitiva , no reciben pago alguno por el trabajo realizado…
    Esa es la furia que tienen los músicos de todos los estilos…
    No son muchos los sellos que se juegan en editar a las bandas llamadas «adultas contemporáneas».
    Todos quieren tener una Lady Gaga a quien exprimir…

  3. Víctor Hugo dice

    Que si quien ha matado al Rock es la Música Electrónica, que si los videoclips y la MTV, que si los macroconciertos y ahora Internet… Que se enteren los grandes artistazos acomodados -que son los que lo suelen decir habitualmente-: El Rock no morirá nunca…

  4. Numinor dice

    Joder… lo que es una verdadera pena es que ya NADIE sepa hacer musica como la del video.

  5. a dice

    llevas muchisima razón en eso de los vinilos, cuando florece algo nuevo muere algo viejo, pero entiendo tambien un poco a estos artistas, ya que se esta perdiendo la magia de tener los disco, ya sean cd o vinilos almacenados, coleccionando música, ahora la mayoria de la gente solo almacena música en sus ipod y mp3, no creo que esto nuevo que esta llegando a nuestras vidas sea tan bonito y melancolico como lo nos esta dejando.

  6. victoria dice

    por algunos no hubieramos salido de las cavernas, no vaya a ser que el contacto con el exterior pierda la climatización del vello. Vivimos en la era de la comunicación, internet es lo actual, y qué se estrujen la mollera para vender, las multinacionales no me dan pena ninguna.

  7. A. dice

    Todos quieren el mejor y útlimo «ipod» para la música, o los altavoces más nuevos, pagando a «sony» por la televisión plana última o a microsoft por el último sistema operativo que habrá que actualizar. Pero nadie quiere «pagar» por la música o las películas: deben ser gratis para todos.
    ¿Gratis? De lo que se trata es de consuimir más por menos dinero, nada de libertad
    (pobre palabra) o libre intercambio. Porque sí que se paga cada mes la cuota ADSL a las empresas de telecomunicaciones: la música es ¿gratis?: ahora ganan telefónica, orange, etc., no los artistas o las discográficas. El negocio ha cambiado de manos, pero sigue siendo negocio, por mucho que este consumismo brutal lo quieran disfrazar de «libre intercambio de cultura». Lo más justo sería que el dinero fuera para quien pone los medios para la grabación, para quien los vende y para el que crea, el artista: pero no, quienes ganan son las empresas de telecomunicaciones.

    (Saludos mojaqueros desde Granada!!. No he podido escribir antes!)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.