A le vistieron de calavera a la fiesta de Halloween , en Nueva York. De su brazo, la casi olvidada Bette Middler.