Resultado de imagen de steven tyler donald trump

ha emprendido acciones legales contra después de que el presidente de  los Estados Unidos usase una canción de en mítines recientes.

Trump uso el single de 1993 ‘Livin' On The Edge' en un mitin en el Charleston Civic Center de West Virginia anoche. La canción sonó cuando sus seguidores entraron al lugar.

La abogado de Tyler, Dina LaPolt, ha enviado al presidente una carta para que deje de hacerlo, una misiva en la que acusa a Trump de infracción deliberada.

“Nos ha llamado la atención que el presidente Donald J. Trump y / o la organización Trump (colectivamente,” el señor Trump”) han estado usando la canción de nuestro cliente ‘Livin' On The Edge' en conexión con eventos de mitin político (“los mítines”), incluso en un evento celebrado ayer en el Charleston Civic Center en Charleston, Virginia Occidental el 21 de agosto de 2018. Como se describe expresamente en las cartas anteriores, el Sr. Trump no cuenta con el permiso de nuestro cliente para usar su música, incluida ‘Livin' On The Edge'”.

“Lo que hace que esta violación sea aún más atroz es que la música de nuestro cliente fue utilizada previamente por parte de Trump, no una, sino dos veces, durante su campaña para la presidencia en 2015. Consulte las cartas anteriores enviadas en nombre de nuestro cliente adjuntas aquí como Anexo A. Debido a que recibió esas cartas, su conducta es claramente intencional, sometiendo al Sr. Trump a la pena máxima establecida por la ley”.

“Como hemos dejado en claro en numerosas ocasiones, el Sr. Trump está creando la falsa impresión de que nuestro cliente ha dado su consentimiento para el uso de su música, e incluso que respalda la presidencia del Sr. Trump. Al usar “Livin ‘On The Edge” sin el permiso de nuestro cliente, el Sr. Trump está implicando falsamente que nuestro cliente, una vez más, respalda su campaña y / o su presidencia, como demuestra la confusión real vista por las reacciones de los fans en las redes sociales”.

Imagen relacionada

Aerosmith envió anteriormente a Trump una carta de requerimiento en 2015 después de que usara su canción “Dream On” en eventos durante su campaña presidencial.

La banda no es la única que se ha negado a permitir que el presidente utilice su música. En 2016, Trump usó The Rolling Stones “You Can't Always Get What You Want” y “Start Me Up” durante los mítines, lo que provocó que el grupo emitiera una declaración diciendo que no le habían otorgado permiso para hacerlo.

Adele y Neil Young también se vieron obligados a solicitar a Trump que dejara de usar su música en eventos durante su campaña presidencial.