Desde que Steve Tyler es más famoso por su aparición televisiva en American idol que sus propios Aerosmith, no es extraño que le inviten a la Mansión de Playboy en Los Angeles y pose con las conejitas.