Plásticos y Decibelios

STEVE MILLER Y SUS GRANDES MAESTROS, LES PAUL Y T- BONE WALKER

Anuncio
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

steve miller band: recomendaciones

Bestseller No. 1
Ultimate Hits
Ultimate Hits
12,06 EUR

Steve Miller tuvo de chaval los mejores profesores de música del mundo, nada menos que Les Paul y T-Bone Walker. Las historias que cuenta en la impresionante entrevista que Steve Newton le ha hecho para Straight son como para no perdérselas.

Steve Miller, cowboy del espacio

Steve Miller, desde su casa en Hudson Valley, a unos 90 minutos al norte de Nueva York, ha recordado sus primeros pasos en el mundo de la música:

“Crecí en una familia en la que había música todo el tiempo. Mi madre era cantante, sus hermanos eran violinistas de jazz y Les Paul era mi padrino, así que estaba rodeado de música y me emocionaba y fascinaba y eso era todo lo que siempre quise hacer. Una vez que vi tocar a Les Paul me enganché”.

Guitarra Gibson Les Paul: precio, review y opiniones

T-Bone Walker - Electric Blues Pioneer | uDiscover Music

Les Paul le enseñó a Miller su primer acorde, y T- Bone Walker – un amigo de la familia de los Miller que solía ir a su casa a tocar- le enseñó a tocar la guitarra detrás de su cabeza y hacer los riffs al mismo tiempo, lo cual, Miller bromea: “es algo muy útil para saber si vas a estar en el mundo del espectáculo”.

“T-Bone fue el puente entre el blues y el jazz”.

Anuncio

“B.B. King y Freddie King y Albert King, y todos los que tocan la guitarra escuchaban a T-Bone. Él fue el tipo que sentó las bases para tocar la guitarra solista, él y Charlie Christian. Así que fue increíblemente afortunado de estar rodeado de todas estas personas. Y yo era solo un niño, así que absorbí lo que estaban haciendo, era solo parte de mi educación básica. Y marcó una gran diferencia en mi vida”.

En sus discos de los años sesenta, Miller abrazó de todo corazón el mundo del blues en el que Walker le había iniciado. Pero a mediados de los años 70 se pasó a un rock más comercial y publicó “The Joker” primero y dos LPs muy importantes “Fly Like an Eagle” de 1976 y “Book of Dreams” en 1977 de tremendo impacto popular. Álbumes que generarían singles inolvidables como “Rock’n Me”, “Fly Like an Eagle”, “Serenade” o “Jet Airliner”.

A la pregunta de si Miller cambió el blues por el rock como progresión natural en él, o si estaba tratando conscientemente de hacer éxitos:

“Bueno, un poco de todo. Crecí tocando blues en Texas, esa era la música pop en Texas cuando era niño. Tenía una banda de blues cuando iba a la universidad y luego, cuando fui a Chicago, estaba tocando blues con Muddy Waters, Howlin’ Wolf y Buddy Guy. Toqué la guitarra rítmica para Buddy Guy durante un tiempo. Hice todo eso”.

“Y luego tuve la oportunidad de obtener un contrato de grabación en California, y ese era un mundo completamente diferente. Cuando fui a California, solo quería escribir mi propia música, ya sabes. Les Paul tenía, creo, 25 sencillos entre los 10 primeros o algo así, así que sabía lo que era un sencillo exitoso, y sabía lo que era la difusión en la radio, y sabía todo eso. Quería hacer un álbum realmente genial, y también quería hacer singles realmente geniales , así que quería hacerlo todo”.

Anuncio

Waters, Wolf, Guy, Walker, Paul… Steve Miller está hablando del sueño de todo guitarrista inglés de blues de los años sesenta, el sueño del buen mod. Fue increíblemente afortunado.

Steve Miller Band
Steve Miller Band a finales de los 60s. Boz Scaggs a la izquierda

Una cosa muy interesante de esas canciones, de esos éxitos de radio de Steve Miller Band de mediados de los 70, es que todas las canciones de los dos álbumes se crearon al mismo tiempo.

“Básicamente, lo que sucedió fue que grabamos todas las pistas básicas nosotros tres, yo, Lonnie Turner y Gary Mallaber. Fuimos a un estudio y en aproximadamente once días grabamos 21, 22, 23, 24 canciones, y luego llevé esas cintas a donde tenía mi propia grabadora de ocho pistas, en mi sala de estar, y comencé a trabajar en mis letras y mis arreglos y mis partes vocales y todo eso”.

“Y luego venía alguien más a la ciudad, como Joachim Young, y le decía: ‘Tío, ¿vendrías y tocarías B3 en ‘Fly Like an Eagle’?’ Era un gran, gran músico, ya sabes. Y dijo: ‘Claro’. Así que vino e hizo una sesión y de vez en cuando había diferentes personas que venían y hacían partes y piezas de la sesión. Estaba trabajando en unas 25 canciones y trabajé en ellas durante unos 18 meses, así que tuve diferentes personas durante ese tiempo”.

Por supuesto Miller podría haber lanzado “Fly Like an Eagle” y “Book of Dreams” como álbum doble, un álbum repleto de éxitos, pero había aprendido una cosa, o dos, de los Beatles sobre no desperdiciar tu crédito creativo.

Anuncio

“Pasé un tiempo en Londres y tuve que estar en el estudio con ellos mientras grababan. Y me sorprendió absolutamente ver que tenían 40 canciones en barbecho que estaban mezcladas. Yo nunca me había topado con nadie que estuviera tan adelantado en el juego, y hasta ese momento siempre había sido una especie de mundo en el que trabajabas muy duro para hacer un álbum, y luego salías de gira, y quedabas exhausto, y luego regresabas al estudio y hacías otro álbum”.

“Era una forma muy difícil de trabajar, y rápidamente me di cuenta después de conocer a los Beatles y verlos trabajar que era mucho más inteligente tomarse un tiempo libre y adelantarse al juego y tener algo en la lata que funcionara mucho mejor en muchos niveles”.

“Estabas listo para lanzar tu próxima canción cuando el mercado estaba listo para ello, no cuando tú estabas listo para ello. Ya sabes, solía ser como, ‘Bueno, los chicos acaban de tener una gran golpe y han estado en el estudio durante dos años y están tratando muy duro de seguirlo. No quería ser así. Solo quería lanzar material. Una vez que abrí la puerta del granero, quería mantenerla abierta”.

De hecho, Miller participó en una sesiones de grabación con Paul McCartney, cómo no, el beatle más trabajador y creativo. El tema se tituló “My Dark Hour” y Macca (acreditado como Paul Ramon) tocó bajo, batería y cantó coros.

El tema se grabó en una sesión nocturna el 9 de mayo de 1969 después de una agria discusión entre los Beatles sobre la firma de un contrato que nombraba a Allen Klein como su mánager financiero. John Lennon, George Harrison y Ringo Starr se marcharon, pero McCartney permaneció en Olympic Studios, se encontró con Miller y la canción surgió de una improvisación. Macca hizó coros adicionales en la canción “Celebration Song”.

 

Cuarenta y cinco años más tarde, todas esas melodías clásicas de Steve Miller Band siguen levantando polvo y han convertido al grupo en un producto de moda en el circuito de conciertos. Armado con su guitarra preferida, la Fender Stratocaster (“Les Paul fue mi padrino, pero nunca me dio una guitarra Les Paul”), Miller ha estado de gira con su banda.

Tuvo un pequeño susto de salud recientemente cuando se infectó con COVID y tuvo que cancelar algunos conciertos, pero es optimista con el futuro:

“No sé cómo me contagié, pero lo hice. Así que estamos lidiando con eso. Estoy bien ahora. Me siento bien, mi nivel de energía es bueno y fue un caso leve. Sin embargo, di positivo durante 12 días, así que tuve que cancelar algunos conciertos. Afortunadamente, estamos aquí en la costa este, cerca, luego regresaremos a la carretera, dirigiéndonos a Red Rocks [en Colorado]. Luego saldremos a la costa oeste, así que estoy muy feliz de ver eso. Va a ser genial”.

close

NO TE PIERDAS UN INSTANTE

Recibe una vez al día la newsletter con todas las novedades de la web

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

STEVE MILLER Y SUS GRANDES MAESTROS, LES PAUL Y T- BONE WALKER
Anuncio

¿Quieres acceder a todo el contenido? ¿Quieres menos publicidad? HAZTE SUSCRIPTOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.