Según el diario de grabaciones de los estudios Basing Street de Londres, empezaron a grabar una base de ‘Stairway to heaven’, el 5 de diciembre del 1970, once meses antes de que se publicara en el cuarto álbum de Led Zeppelin.

lz20101110_01 (1)

john Bonham , en los Basing Studios, que eran de Island Records, donde grababa Bob Marley.

Peter Green, el líder de en aquellos días, cuando todavía era un grupo de blues, le había comentado a Jimmy Page que se trataba de un nuevo estudio con muchas prestaciones. Lo había inaugurado Chris Blackwell, el dueño de Island Records.

Page aceptó el reto, porque en aquellos días estaba impresionado por esa mini-sinfonía de rock que Peter Green había grabado en el álbum ‘Then play on’, de los Mac del principio. Una pequeña obra maestra con alternativas acústicas, cambio de tiempo, blues y puro rock eléctrico al final. En total, ocho minutos y 45 segundos de duración. Es decir, lo que sería la futura ‘Stairway to Heaven’ en minutaje y personalidad.

Para Page, Green era, probablemente, el guitarrista con más técnica gracias al legado de John Mayall. Green fue humilde con Page y le confesó que jamás hubiera podido realizar ‘Oh, Well’ sin haber escuchado antes el sensacional ‘Dazed and confused’ del primer disco del Zepelín.

fleetwood_mac-oh_well_(parts_1_2)

Jimmy Page empezó a componer los acordes y las tres partes significativas de ‘Stairway to heaven’ en el pequeño estudio de ocho pistas de su casa-barco de Pangbourne, cerca de Reading. Cuando llegó a los Basing Studios sólo Robert Plant conocía parte de la canción, ya que semanas antes, en el verano del año 1970, se habían ido juntos unas cuantas semanas para componer canciones para el decisivo cuarto álbum de Led Zeppelin, ya que las ventas y las críticas no habían sido positivas con el tercero .

La chica compra una escalera

Es más que probable que Robert Plant esbozara ya parte de la letra, es decir, las frases de ‘There’s a lady who’s sure all that glitters is gold / and she’s buying a stairway to heaven” (“Hay una dama que está segura de que todo lo que reluce es oro y está comprando una escalera al cielo”) en la vieja casa de sus padres, donde pasaba sus vacaciones juveniles, en una construcción labriega en Gales, en Bron-yr-aur.

Tanto Page como Plant se llevaron toda clase de discos y libros para inspirarse. Muchas de las frases incongruentes de ‘Stairway to heaven’ nacieron de un libro de Lewis Spence, un estudioso escocés del folklore británico, llamado ‘The Magic Arts in Celtic Britain’. El libro se lo había prestado Jimmy Page, que seguía con su familiar amor y devoción por el ocultismo y los evangelios de Aleister Crowley, el padre espiritual del ocultismo en la Gran Bretaña. Ese libro estaba en el índice de los libros recomendados por el autor de ‘The Equinox’, igual que el nombre de la librería que Page acababa de abrir en Holland Street, en Kensington.

61m04ingxhL._SY344_BO1,204,203,200_

Jimmy Page recuerda que cuando les esbozó el tema a John Paul Jones y, sobre todo, a John Bonham, el batería, se quedaron perplejos. Reconocían las dificultades de las tres partes diferentes con diferencia de tiempo, espacio y melodía. Pero Page les hizo comprender que era una maravillosa canción con truco. Es decir, empezar con un estribillo seguido de una estrofa y acabar con un estribillo frenético, muy a lo ‘heavy metal’, termino que ya había aparecido por vez primera en el álbum ‘Becks Ola’, de su viejo amigo y compañero Jeff Beck, en los Yardbirds.

Las primeras sesiones de grabación de ‘Stairway to heaven’ no funcionaron muy bien en los estudios de Basing Street. El Zeppelin compartía las horas de grabación con el grupo Jethro Tull, que en aquellos días grababa su obra maestra ‘Agualung’. Plant y compañía no se sentían cómodos. Así que Jimmy Page volvió a consultar a Peter Green y este les recomendó volver a Headley Grange, la tranquila casa victoriana que había sido utilizada alguna vez como orfanato. La segunda sección de la enorme casa era utilizada por muchos grupos como un sensacional local de ensayo. Aceptada la nueva oferta de Green, dieron por terminadas las sesiones en el estudio de la Island. Y decidieron que volverían a trabajar en enero, tras una tranquilas Navidades… No fue una gran idea del todo a a Headley Grange, porque en la casa hacía mucho frío. Jimmy Page tenía su habitación en el piso alto de la estancia. Aún no sabe cómo se libró de una bronquitis o una neumonía.

14296264571434

La casa del frío

El frío, sólo el frío

A mediados del mes de enero de 1971, Andy Johns, el hermano del gran Glyn Johns, el hacedor y mago del sonido de los dos primeros álbumes de Led Zeppelin, llamó a la oficina de los Rolling Stones y pudo alquilar el famoso estudio móvil de los Rolling Stones. Lo aparcaron, finalmente, a la puerta de la famosa casa. No era muy agradable grabar con la banda en el salón de mansión, muertos de frío, comunicados con Johns sólo por un circuito cutre, tecnología de aquellos días, de cámara de televisión y micrófonos.

A bordo del camión-estudio de los Stones estaba el gran Ian Stewart, pianista, a veces llamado el sexto rolling stone. Tal como le gustaba a Keith Richards, Stewart aportó con su sensacional técnica a lo Johnnie Johnson, el pianista e inventor del sonido Chuck Berry, una versión muy personal de ‘It’s been a long time’, que durante las sesiones de grabación se convertiría en ‘Rock and Roll’, una obra maestra que se incluyó en el cuarto álbum que estaban grabando.
Volver a ‘Stairway to heaven’, que en aquellos días llamaban “the long one” (la larga) supuso un pequeño trauma para todos. Page y John Paul Jones arreglaron los acordes, trataron de reunir el complicado ‘puzzle’ musical y lograron unir con inteligencia las tres partes. Pero no muchas tomas después se enfrentaron con el problema de que hasta Bonzo Bohan tenía problemas con el tempo de la canción, porque siempre le pillaba a contrapié en en el momento que pasaba de la parte de las 12 cuerdas de Jimmy hasta el solo, el maravilloso solo de ‘Stairway to heaven’. Jimmy fue prudente. Respetaba tanto a Bonzo que no le dijo nada de su ‘tempo’ hasta que el batería se dio cuenta de su problema y se lo confirmó tras varias pasadas de cinta a Jimmy: “Siempre tienes razón, bastardo”.

El bastardo Jimmy

Pero el bastardo Jimmy Page iba a sufrir tres horas de penitencia y sufrimiento porque no logró en ese tiempo un sólo sobresaliente para el tema. Absolutamente nada que le gustara de verdad. Jimmy cogió el toro por los cuernos y decidió volver a Londres, a los estudio Basing Street para grabar el puñetero solo.

Cambió de estrategia. Renunció a su querida Gibson Les Paul y recurrió a la Fender Telecaster que le había regalado su amigo Jeff Beck. Además, le dijo a Johns que no necesitaba los auriculares para grabar. Prefirió oír el sonido directo y caliente de su viejo amplificador Supro en directo. Page hizo tres solos maravillosos aquella noche . Al final, eligió el primero de todos.

led_zeppelin_stairway_to_heaven-1

No hay acuerdo histórico de cómo Robert Plant terminó la letra de ‘Stairway to heaven’ poco antes de cantarla, al parecer, en sólo dos tomas. Hay versiones que dicen que ya la llevaba medio terminada el día de la grabación. La versión que se ajusta más a la realidad es que con el frío que hacía en la mansión, como cuenta Richard Cole, Plant terminó la letra apoyando su espalda en el radiador. Plant ha dicho que siempre tuvo dudas de que fuera una buena letra. Siempre ha tenido con la una relación de amor-odio. Incluso llamaba a “Stairway to haven” su “canción de boda” por su inmaculado sentido cursi. Además, Plant siempre ha preferido ‘Kashmir” como la mejor canción de los Zeppelin.

En la primavera de 1971, ‘Stairway to heaven’ entró en la mesa de mezclas del divino George Chkiantzen, en los estudios Sunset Sound, en el Sunset Boulevard de Los Ángeles. George había sido el ingeniero inglés que había llevado a los altares al sonido de Jimi Hendrix, sobre todo en el segundo disco, ‘Axis: bold as love’. Jimmy Page se quedó muy satisfecho de la primera mezcla.

Pero cuando regresó a Londres, ya no le gustaba tanto. Le parecía excesivamente clínica. Muy limpia, con todos los elementos bien diferenciados, pero sin alma. Hizo otras dos mezclas de ‘Stairway to heaven’. La tercera fue la definitiva, la que apareció por fin en noviembre del año 1971, casi un año después de haber sido engendrada. Con la re-edición y nueva ‘pasterización’ de los discos de Led Zeppelin, la mezcla de los Sunset Sounds se ha incluido como uno más de los ‘bonus tracks’. Es otra versión de ‘Stairway’ que también me gusta.

descarga (94)

Siempre escondida

‘Stairway to heaven’ no apareció como single de Led Zeppelin. Se eligió ‘Black dock’, la canción que Plant había dedicado al labrador negro que les acompañaba en las sesiones de Headley Grange. El propio Peter Grant, el enorme mánager de Led Zeppelin, se negó a que jamás apareciera como single. Prefería que compraran el álbum. Eran aquellos años iniciales en que los temas largos de los discos, de los discos de vinilo de 33 revoluciones por minuto, empezaban a sonar en las emisoras de radio norteamericanas.

Hasta el mes pasado, ‘Stairway to heaven’ conserva el récord absoluto de ser el tema que más ha sonado en la historia de la radio .Sólo en los Estados Unidos se ha escuchado más de cuatro millones de veces. Y eso a pesar de tener una duración de ocho minutos y dos segundos.

En mayo del año pasado, Mark Andes, el bajista del grupo , y Francis Alexander Maloify , abogado del líder del grupo, el fallecido Randy California, presentaron en la Corte de Los Angeles una demanda por plagio de ‘Stairway to Heaven’, que sería una copia de su tema instrumental ‘Taurus’, publicado en el primer álbum del grupo de Los Ángeles. Todavía no se ha resuelto el caso. Los abogados de Led Zeppelin aducen que todos los miembros de están sin blanca. Sólo necesitan dinero. Saben también que ‘Stairway to heaven’ ha generado hasta la fecha 550 millones de dólares . Quieren un pellizco de todo ese dinero.

Spirit_-_Spirit (1)

El álbum de Spirit donde aparecía “Taurus”

Estoy seguro de que Jimmy Page, una auténtica esponja, un copión de guante blanco de cualquier instante feliz en la música, se llevó el primer álbum de Spirit a su ‘boathouse ‘ de Reading. A Jimmy siempre le gustó la música de Randy California, la música de Spirit.

Led Zeppelin fueron teloneros de los Spirit en su primera gira americana. Incluso tocaron en directo ‘I got a line on you’, mi canción favorita de los Spirit. Es cierto que los arpegios y la melodía del instrumental ‘Taurus’ de Spirit recuerda múchísimo a ‘Stairway to heaven’, pero los “compases copiados” son una minucia comparados con toda la estructura de la canción.

Tiendo a pensar que ‘Stairway to heaven’ es un ejercicio de imaginación con momentos de copia y remiendo de los trucos del maravilloso guitarrista inglés Davy Graham, el inventor del ‘picking style’ inglés a la guitarra. Hay una versión de Davy del clásico “Cry me a river”, que en su arreglo y desarrollo me recuerda una enormidad a ‘Stairway to heaven’. Pero de ahí a hablar de plagio hay todo un mundo.

Lez Zeppelin tocó la gloria, el cielo de la música con ‘Stairway to heaven’. Como los Beatles con ‘A day in the life’, Queen con ‘Bohemian rapsody’ y, desde luego, Fleetwood Mac con ‘Oh Well’. Momentos milagrosos en la música.

Como canta Robert Plant en la histórica canción, “and as we wind on down the road, our shadows taller than our soul”, (“Y mientras nosotros seguimos bajando por el camino, nuestras sombras son más grandes que nuestras almas”).