Otra de las fotos de la nueva imagen de Coldplay, en un intento de reivindicar los graffittis neoyorkinos de los años setenta.