Resultado de imagen de spotify

, el mayor servicio de streaming musical de Occidente aunque sigue atrayendo nuevos usuarios y suscriptores continúa sin ser rentable.

Desde su debut en Wall Street a principios de año, han sido muy esperadas las actualizaciones de sus números porque el rendimiento de mercado de la compañía como líder de la industria del streaming podría acelerar o paralizar el nuevo crecimiento del negocio de la música.

Ahora, en su informe Q2 de la semana pasada a los accionistas de la compañía, Spotify ha revelado cifras tranquilizadoras y no tranquilizadoras.

Spotify ha registrado pérdidas netas de 394 millones de euros, que es más del doble de los 188 millones que perdió en el mismo período en 2017.  Su pérdida operativa de 90 millones de euros, también ha significado un 14 por ciento más que en el mismo período el año pasado. Principalmente se ha debido a un gasto en efectivo relacionado con su debut en la Bolsa de Nueva York y costos sociales acumulados.

La famosa plataforma de streaming ha estado funcionando con pérdidas desde su lanzamiento en 2008, pero sus ejecutivos esperan que el servicio llegue a ser rentable una vez que la gente se suscriba para compensar los altos pagos de regalías que tiene que hacer a los titulares de los derechos de la música. Pero según las últimas cifras, ese punto de inflexión no parece que vaya a llegar pronto.

En la parte positiva, Spotify finalizó el trimestre con un nuevo récord de 180 millones de usuarios activos mensuales, y pronostica un crecimiento continuo hasta los 193 millones de usuarios para el próximo trimestre.

Los suscriptores premium han subido hasta 83 millones, lo que representa un 40 por ciento de crecimiento de año en año. Los usuarios con soporte publicitario, es decir, la otra mitad de los usuarios de la compañía que están escuchando música a nivel gratuito, crecieron a 101 millones a finales del segundo trimestre, lo que representa un crecimiento del 23 por ciento año tras año.

A pesar del crecimiento de los suscriptores premium, los ingresos han subido poco, a 1.300 millones de euros, un aumento del 26,4 por ciento interanual y un aumento del 12 por ciento en comparación con el trimestre pasado.

Resultado de imagen de spotify

Antes del lanzamiento del informe, los analistas se habían sentido optimistas sobre el futuro de Spotify en los mercados. Sus acciones se han mantenido relativamente estables en los últimos meses desde que se convirtió en una empresa pública, lo que hace que otras empresas de tecnología musical estén considerando hacer lo mismo. Pero otros, como Mark Mulligan de Midia Research, aconsejan mucha mayor precaución, señalando la volatilidad previa en el mercado de las compañías de música.

Spotify ha sido acusada de tratar de ser la policía moral de la industria de la música. Pero el servicio niega obstinadamente cualquier intención de ser más que una plataforma de distribución, a pesar de la evidencia de lo contrario. Su director ejecutivo, Daniel Ek, ha dicho explícitamente que Spotify no se considera a sí misma como una discográfica, ni tiene ningún interés de convertirse en sello.