Un 11 de julio de 1981 los Specials se encaramaban por segunda y última vez al nº 1 de las listas de singles UK. Aunque la canción era sobre su ciudad Coventry, la banda escogió varias calles vacías de Londres para grabar el clip. Fue la última palabra de Specials porque poco después el grupo se separó cuando estaba en lo más alto. Las desquiciadas innovaciones y teclados “muzak” de Jerry Dammers no habían sido del agrado de varios miembros de la banda.