Extraña, curiosa y excéntrica canción de Vampire Weekend, de su nuevo album, el excelentem Modern Vampires of the City.