¿Volver a Destiny Child ?

Algo pasa entre la compañía Sony y Beyonce. Son demasiadas casualidades juntas.

Para empezar, su álbum “4” se filtra en internet casi un mes de su aparición oficial.

Y esta semana, el mismo día de su publicación oficial, varios ejecutivos han filtrado a la prensa de que se temen que es un disco al que le faltan éxitos, que no tiene ninguno. Incluso  se temen lo peor. Un fracaso total. Todo ello sin gastarse muchos dólares en promoción.

Y, ¿cual es lo peor?. Pues que Beyonce si quiere seguir con su existencia en Sony debería volver al grupo Destiny Child, de donde nunca debió salir, dice ese avispado ejecutivo de Sony.

Toda estas maniobras en la oscuridad del desastre que es Sony en América, en estos mismos momentos, cuando Beyonce “4” es precisamente el mejor álbum que ha hecho con diferencia. Con enormes canciones de Babyface, de Kanye West y hasta de Dianne Warren. ¿Es que los ejecutivos están sordos?.

No, no es eso. Hay otras explicaciones muy simples. Beyonce quiere irse de la compañía y Sony todavía no ha podido asimilar que su marido Jay Z trabaje para la competencia, para Universal y que ni se hubiera dignado a presentarles a Rihanna.

Pero el problema es que los que mandan actualmente en Sony son unos negados. Se creen que pueden vivir todavía de Dylan, Diamond y la Streissand. No sacan ni un artista valioso. Ni uno sólo y sólo aparecen con basura.

Viven de lo que generó antes RCA. Es decir, Britney Spears, Foo Fighters, etc. Ya ni les vende Shakira en USA. Se agarran a una Adele, que sólo es una licencia de distribución. No me extraña que ya han perdido millones y millones de dólares este año.