Es posiblemente una de las tres mejores canciones de U2, dedicada a un tema que me gusta, como es la Solidary polaca, aunque Bono tuviera también en mente en Ali, su esposa.