article-2267924-17066978000005DC-574_640x843

Algo gordo pasa en el entorno de Beyonce. Ahora resulta que lo de Destiny´s Child en la Superbowl, nada de nada.

Algo ha pasadoe entre ellas, porque enseguida Pepsi-Cola le ha faltado tiempo para salir  y decir que la actuación de Beyonce la paga completamente Pepsy y no la organización de la  Superbowl.

Ha sido Michelle Williams la que ha denegado la actuación con Beyonce. Michelle es precisamente la más belicosa con Beyonce, desde que decidió acabar con Destiny´s Child, porque Kelly Rowland siempre es más sutil con Beyonce y… obediente.

Nadie puede inventarse que Beyonce iba a cantar ‘Crazy in love' y que en ese momento iban a aparecer sus compañeras para hacer un medley, incluyendo ‘Nuclear', el fenomenal nuevo tema.

Otra vez, el dinero parece las causa de todos los problemas. Por eso, ha salido Pepsi para decir que Beyonce puede hacer lo que le venga en gana, porque es la Pepsi la que paga. Nada de nada con la organización de la Superbowl.

Menos mal que Alicia Keys se lleva bien con Beyonce.  Alicia que será la que cante el el himno nacional norteamericano. En directo, por supuesto.

Lo que haga Beyonce esa es otra historia. Beyonce ha quedado marcada.