SHUGGIE OTIS POR FIN RESUCITA, 43 AÑOS DESPUÉS

SHUGGIE OTIS POR FIN RESUCITA, 43 AÑOS DESPUÉS

Parecía que la vuelta de Shuggie Otis no se iba a producir nunca, pero finalmente resucita, se anuncia que su cuarto LP es inminente. Un disco – su primero en más de 40 años- del cual todavía no se conoce el título, que verá la luz a finales de primavera editado por Cleopatra Records.

Shuggie, hijo del gran cantante de R&B Johnny Otis, era el «deseado» a principios de los años 70, tenía al mundo de la música en sus manos.

Con apenas 15 años grabó un disco con Al Kooper y participó en «Hot Rats» de Frank Zappa. Era considerado el heredero de Jimi Hendrix. Con Stevie Wonder, Timmy Thomas y Sly Stone fue pionero del uso de las cajas de ritmo en la música negra, y los Rolling Stones, David Bowie y Blood, Sweat & Tears le invitaron a lo largo de los 70 a colaborar con ellos…

Ofertas que Shuggie Otis declinaba, no quería ser «sesionero» de nadie, quería hacer su propia música. Incluso dejó plantado a Quincy Jones.

«Podría haber sido un millonario instantáneo probablemente, pero eso no estaba en mi mente en absoluto».

Publicó en aquellos primeros 70’s  tres discos excelentes en solitario en los que blues, funk, las baladas barrocas y la proto electrónica se adherían entre sí con total naturalidad, trabajos en los que tradición y futuro se daban la mano.

Quizá el más recordado de ellos sea el segundo «Freedom Flight», por contener la extraordinaria «Strawberry Letter 23», una canción que le ha permitido vivir hasta ahora gracias a las versiones de éxito de Brothers Johnson, el rescate de Quentin Tarantino en «Jackie Brown» y el sampleo de Beyoncé en 2003.

En 1974 publicó el mejor del trío, «Inspiration Information», y después la nada. Shuggie Otis se desvaneció, desapareció por completo. Algunos llegaron a pensar que había muerto.

Ahora, a los 62 años, Shuggie está concluyendo su LP de regreso, su primero en 43 larguísimos años, tiempo en el que muchas discográficas rechazaron su trabajo y en el que tuvo serios problemas con el alcohol y las drogas. Ahora mismo lleva seis años completamente sobrio y sin intención de recaer.

«Estoy muy centrado en mi álbum, me vuelve loco». Su plan es terminar el álbum en Europa, pero suena a idea alocada.

«No estoy tratando de hacerme el misterioso o nada, pero hay pocas posibilidades de que lo haga».

«Siempre estoy escribiendo, incluso cuando camino por la calle. Ha sido una montaña rusa emocional, pero gracias a Dios todavía tengo la inspiración para hacer música. Porque, si eso me deja, podría no estar ya aquí».

Abajo un adelanto del LP, «Ice Cream Party», su eléctrico y psicodélico single recientemente publicado. Aunque según su autor la música de su nuevo álbum no va por ahí, es menos convencional, más ambiental, como su trabajo final de 1974.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.