Nunca te dejes llevar por las apariencias. Jamás. Ni por una mala portada. Ni por un mal nombre.

14379960_684173815091917_5289469743915352597_oEstaba intrigado del tipo de talento que poseía la persona con la que se casaba con “la pequeña novia inglesa” Keira Knighthley y el padre de su hija.

“Es el teclista de los Klaxons”. Y uno se preguntaba, pero si los Klaxons ya no existen. ¿Que tendrá el tal James Nicholas Rigthon para que la maravillosa Keira se enamore?.

Pues, la simple respuesta en su fastuoso, sorprendente , increíble de debut de James Rigthon. Ni siquiera ha querido ponerse su nombre. Se ha escondido en el no muy lustroso de . Pero el nombre es de lo menos.

James Ford, el enorme James Ford ha producido una “opera prima” repleta de paisajes psicodélicos , de canciones con melodías embrujadas por el talento.

Keira-Knightley-James-Righton-take-baby-for-walk

James posee una voz muy característica, joven, casi tierna, que comunica muy bien con las “reverbs” de Ford, sus melodías de pura psicodelia , como las de Peter Frampton cuando estaba en The Herd  o quizá a un nuevo Kevin Parker, a lo Tame Impala.

Impresionante. La verdad. Es un álbum que no he parado de escucharlo todo el día. Francamente, me tiene impactado.