Este es indiscutiblemente el tema esencial del tercer album de The War on Drugs, Lost in the Dream. Una sensacional Red Eyes , que puede ser numero uno en la lista de favoritos.