LA SENCILLEZ "JAPONESA" DE EMELI SANDE

Como contraste a la suntuosidad de la ceremonia, la interpretación de ‘Abide With Me‘ de Emeli Sandé fue espartana. El coreógrafo Akram Khan ha explicado que quería hacer algo “casi japonés”, minimalista, como contrapunto a la abigarrada fantasía de .